El Sur de Chile es bondadoso con sus frutos naturales, específicamente Nueva Imperial, se puede encontrar algunos de los tantos frutos silvestres propios de la zona, entre ellos el “Maqui”. El maqui, es una especie botánica de planta fanerógama de la familia de las elaeocarpáceas, propia del sur de Chile y zonas adyacentes del sur de Argentina.

El fruto es comestible y antes de la llegada de los españoles ya era consumido por los mapuche. Claudio Gay documentó, además, que los nativos la usaban para preparar chicha; según comenta en 1844 en su “Atlas de Historia Física y Política de Chile”. Actualmente, también se suele utilizar para hacer mermelada y jugo. Además, es empleado como astringente. También se utiliza para preparar curanto. Además, sus hojas jóvenes son totalmente comestibles y se puede ingerir en forma de ensalada, al estilo de la lechuga.

Sus hojas sirven para quemaduras; el jugo de las hojas para enfermedades de garganta; la infusión de hojas se utiliza para heridas, tumores, garganta inflamada, diarrea; y como analgésico y febrífugo. Las hojas secas sirven para curar heridas y como vulneraria.

El maqui es un poderoso antioxidante, pues contiene altas concentraciones de polifenoles, antocianinas y vitamina C, lo que ayuda a prevenir el cáncer y retardar el envejecimiento prematuro de las células.

Según la medicina popular la infusión de sus hojas se utiliza como tratamiento de enfermedades de la garganta, tumores intestinales, lavado de úlceras de la boca y fiebre; las hojas secas y en polvo, como cicatrizante y en ungüentos para curar heridas.

Con el maqui en polvo se pueden hacer batidos energéticos, galletas, helado y hasta un maqui sour para acompañar una noche con amigos.

Antiguamente, informaron que los machis usaban sus hojas secas trituradas o en polvo, esparcidas sobre heridas para cicatrizar. Las hojas frescas en infusión sirven para hacerse buches y aliviar los dolores de garganta o úlceras de la boca.

  Entre los beneficios está el del control de peso. Asegura que tomar jugo de maqui después de las comidas ayuda a disminuir la glucosa en sangre previniendo la formación de células grasas.

Un estadounidense que se dedica a descubrir remedios naturales, llegó al fruto del maqui en sus investigaciones y lo clasificó como uno de los alimentos “que pueden cambiar vidas”. “Los beneficios de esta súperfruta actúan en todo el cuerpo, protegiendo las células de radicales libres, ayudando a prevenir la oxidación por estrés y promueven una respuesta saludable a la inflamación”, además, se están reportando beneficios en cuanto a artritis, colesterol y azúcar en sangre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here