El lenguaje de las flores, a veces llamado floriografía, fue un medio de comunicación en la época victoriana, donde variadas flores y arreglos florales se usaban para enviar mensajes codificados, sirviendo a sujetos para expresar sentimientos que de otro modo nunca se podrían hablar. El rey Carlos II de Inglaterra trajo dicho arte recopilando fuentes desde Suecia a Persia, en el s. XVII.

Pues bien, el lenguaje de las flores simbolizando las “primeras emociones del amor” además en todos los momentos importantes nunca puede faltar una flor. Para este importante momento está en Nueva Imperial, el emprendimiento Botánica Imperial de Cáterin Suazo, en calle Balmaceda entre General Urrutia e Inés de Córdova.   

“Acá tenemos árboles frutales, dependiendo de la temporada, y el gusto de la clienta o el cliente como sabemos, somos nosotras la mujeres, que nos gusta tener plantas, decorativas, tengo un sinfín de variedad de productos, además tenemos tierra de hoja.  Cuando nos vienen a comprar, explicamos  a nuestros clientes, con el afán de ayudar e instruir, como tener y cuidar cada una de las plantas. Nuestra idea es entregar un buen producto y un buen servicio y que el cliente esté conforme y aprenda al respecto”,  señala la emprendedora Cáterin Suazo.

Prosiguiendo “este emprendimiento es más bien familiar, acá trabaja toda la familia. En Botánica Imperial nos dedicamos a maceteros, tierra de hoja. Tengo diferentes plantas, de interior y exterior, plantas que crean maravillosos telones de fondo. Podemos suministrar árboles ornamentales, flores y arbustos adecuados para la jardinería” concluyó. 

Ya saben amigos para un momento especial expréselo con un fino y delicado arreglo floral y una lindas planta de exterior, de lo contrario elija dentro de las variedades que se les ofrecerá en Botánica Imperial.     

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here