El frente de mal tiempo que afectó a la Región generó sucesivos  accidentes de tránsito en la principal vía que conecta la Costa con la capital regional.

El domingo 8 de abril un auto Toyota Yaris volcó en el kilómetro 32 de la ruta S-40  que une Nueva Imperial con Labranza.  Por razones que se investigan el conductor, identificado como Gabriel Arias, perdió el control del móvil y terminó en una zanja del costado derecho de la carretera.

De acuerdo a la versión entregada por testigos, el vehículo se trasladaba con dirección a Nueva Imperial y producto del fuerte impacto su único ocupante quedó  atrapado entre los fierros retorcidos.

Los automovilistas que a eso de las 09:30 horas circulaban por la ruta se percataron del vehículo volcado  y llamaron a las fuerzas de emergencia y de seguridad que minutos después arribaron al lugar.  Voluntarios de Bomberos de Nueva Imperial trabajaron cerca de media hora para sacar al hombre del interior del móvil y tras lograr el objetivo el conductor fue auxiliado por paramédicos quienes lograron estabilizarlo.

Gabriel Arias fue trasladado al servicio de Urgencia del Hospital Intercultural de Nueva Imperial y según los antecedentes proporcionados por el recinto,  el guía del auto resultó con lesiones de carácter reservado y sin riesgo vital.

Una testigo del accidente, que pidió reservar  su identidad, indicó que el accidente se produjo por exceso de velocidad.  “A nosotras nos adelantó en Boroa,  no venía fuerte,  yo diría que con velocidad razonable, pero llevaba la música  muy fuerte y cuando llegamos aquí lo encontramos  volcado y de inmediato avisamos a  Carabineros, Bomberos  y la ambulancia del Samu”.

Colisión

Otro hecho similar lo protagonizaron dos automóviles en la misma ruta pero esta vez en el tramo Imperial- Carahue.  En el kilómetro 3 un auto Chevrolet chocó con un automóvil Nissan al intentar realizar una maniobra de viraje.  La fuerza del choque dejó al vehículo Nissan incrustado en una zanja de la ruta y sus ocupantes tuvieron que ser asistidos por otros conductores que transitaban la vía.

Uno de ellos fue Humberto Sanguinetti, médico del Hospital de Carahue quien prestó los primeros auxilios a los tres lesionados que dejó el accidente.

El facultativo constató que los heridos no presentaban riesgo vital y colaboró con los paramédicos que acudieron a socorrer a los lesionados.

En ambos accidentes la ruta se mantuvo interrumpida por varios minutos y se generó una congestión vehicular que finalizó una vez que los funcionarios de emergencia socorrieron a los afectados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here