Un conocido vecino del rubro madera fue agredido brutalmente en la vía pública y a plena luz del día. Todo esto habría sido motivado por una supuesta agresión a un menor.

Los hechos ocurrieron el día viernes cerca de las 15 horas en calle Baquedano entre Sotomayor y Lagos. Un llamado a la Cuarta Comisaría de Carabineros dando cuenta de este hecho; debido a lo anterior personal policial concurrió al lugar.

Al momento que llegaron al lugar se encontró un grupo de personas más un hombre mayor con el rostro ensangrentado y desfigurado producto de los golpes. De inmediato, uno de los presentes señaló a Carabineros que esto era una detención ciudadana, ya que el agredido habría tenido una actitud de agresión hacia un menor que es alumno de la Escuela de Kárate de la cual es instructor.

El Carabinero a cargo de procedimiento señaló, que las detenciones ciudadanas son legales pero no puede existir agresión y este caso hay evidentes daño físico. Los hechos se desencadenaron el resiente día viernes, cuando el instructor de artes marciales mantuvo una reunión, con sus alumnos, una vez finalizada la reunión cada uno se retiró a sus respectivos domicilios, pasan algunos minuto uno de los menores regresa corriendo al lugar señalándole al instructor que una persona mayor lo había abrazado y le había dichos algunas cosas de connotación sexual, además, el menor le entregó las características y vestimentas.

Tras esto, el instructor de kárate salió de su domicilio, abordando a una persona adulta, como el supuesto agresor, tomándolo por la espalda, con la finalidad de reducirlo, aplicándole técnicas propias de la actividad, el cual lo agrade en reiteradas ocasiones provocándole lesiones en el rostro, que derivaron al agredido hasta el hospital donde fue atendido por el facultativo de turno, quien luego lo diagnosticó con contusión de la cara, heridas, fractura  de hueso nasal, lesiones oculares  de carácter graves.

Por parte de la Fiscalía se pudo recabar que el procedimiento lo tomó un Fiscal de Turno, y durante la tarde de ayer se asignaría a un Fiscal que en definitiva llevará la investigación. Por otra parte se pudo lograr información que habría pruebas que tras la agresión existe una aparente confusión y reacción del karateka basada en lo que entendió de lo que el menor habría dicho.

Hasta donde se sabe, existiría un video donde se puede apreciar que el agredido no es la persona que aborda al menor. Por de pronto hay denuncias cruzadas, contra quien abordó al menor y también por parte de la familia de el mayor brutalmente agredido sobre el instructor de kárate.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here