Apoderados participaron en taller Nadie es Perfecto

0
127

El jueves recién pasado y tras seis encuentros grupales realizados en el propio establecimiento educacional, un total de 13 madres, padres y apoderados del Complejo Educacional Darío Salas Díaz de Carahue, participaron de la certificación del Taller Nadie es Perfecto, perteneciente al Sistema de Protección Integral de la Infancia, Chile Crece Contigo.

La iniciativa fue posible gracias a las coordinaciones generadas por la dupla psicosocial de la escuela, Ana Maira Saravia y Marcela Fierro, junto a la Educadora Diferencial del Programa de Integración Escolar, Lidia Urrutia, quienes durante su trabajo diario han evidenciado la necesidad de desarrollar habilidades para la crianza de niños y niñas entre los 0 y los 5 años de edad, etapa que muchas veces coincide con el proceso de escolarización. “Para nosotras como dupla, es fundamental generar acciones que permitan a nuestros padres y apoderados estar cada vez más conscientes de los procesos que van viviendo sus hijos en las diferentes etapas del desarrollo, es por eso que estamos vinculándonos con diversas instituciones de la comuna para ir trabajando temas como la crianza respetuosa, la necesidad de límites y reglas, seguridad y prevención, comportamiento, entre otros”, comentó Ana Maira Saravia, Trabajadora Social del Complejo Educacional.

TALLER
A través de sesiones guiadas por la Educadora de Párvulos del Departamento de Salud Municipal y facilitadora del programa, Maritza Jara, las y los apoderados participantes del taller pudieron compartir sus experiencias sobre paternidad y manifestar aquellas situaciones que les resultaban más difíciles de manejar, logrando además incorporar herramientas que les servirán para llevar a cabo una crianza mucho más reflexiva y respetuosa.

Christian Sáez, Director del establecimiento y quien estuvo presente en algunas de las sesiones de trabajo, felicitó a quienes recibieron sus certificados y les agradeció por el compromiso demostrado durante casi dos meses de trabajo. “Para lograr un proceso educativo exitoso es necesario que formemos un engranaje que funcione y se apoye, por eso para nosotros es vital que nuestros apoderados aprovechen estas instancias y se involucren en el desarrollo educativo, social y emocional de sus hijos e hijas”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here