Por Pier Astudillo Abarca

La toponimia es una disciplina que estudia el origen etimológico de los nombres de un lugar. En la comuna de Cholchol existe un sector rural llamado Piuchén (Piuchén alto y Piuchén bajo), el nombre se debe a una criatura mitológica que supuestamente se habrían visto y escuchado en el territorio.

Piuchén, en mapuchezugun piwicheñ significa “secar a la gente”. Se trataría entonces, de una criatura perteneciente a la mitología mapuche y sería una especie de culebra con alas que puede transformarse en un gallo grande. Describen a este ser de apariencia cambiante, con un aspecto como de culebra voladora. Se dice que su cuerpo está cubierto de pasto, arbustos y cilindros retorcidos, con ganchosos cuernos que sobresalen del cuerpo. Habita en los bosques, en los troncos de los árboles. Sus alas, con las que puede volar, le crecen a una edad madura. También indican que posee una gran longevidad y que al llegar a su vejez se transforma ligeramente en un pájaro del tamaño de un gallo.

Es que Piuchén tiene una fuerza extraordinaria, incluso capaz de derribar árboles, así nos relata el profesor normalista mapuche Juan Levío Bautista que vive en la comuna nombrada: “Se alimenta de sangre como un animal antropófago y cuando ha hecho su trabajo de chuparle la sangre a otro animal, canta”.

Se le siente cantar tres veces en la noche, por la orilla del río Cholchol se le ha escuchado. Dicen que se alimenta de diversos animales, vacunos, caballos y hasta personas. De lejos toma a su presa, no necesita posarse encima, succiona a distancia la sangre de su víctima.

¿Mito o realidad?

Cuenta Juan Levío, que iba el pastor de la Iglesia Anglicana de la escuela William Wilson José Ángel Cabezas, por un camino a Pradera, cuando vio un eucaliptus, parecía tener su punta podrida, esto llamó su atención y al acercarse, en el hueco del árbol, había adentro una especie de pájaro o serpiente, el relato fue así:

“Eran dos niñas, primas, él (el pastor Juan Ángel Cabezas) vivía en el campo, estas se dedicaban a cultivar cebolla, ají. Iban a desmalezar y regar la huerta. Una de ellas fue atacada por Piuchén, pero esto se supo después. La niña empezó a enflaquecer, estaba muy pálida, cada vez más pálida y sentía cansancio, cuando de pronto, alguien pasó cerca de la huerta, y un familiar vio un hilo rojo que provenía de un árbol, directo al cuello de la niña, se preguntaron qué era, y al poner la mano en el cuello de la niña notaron sangre, y el, aparentemente pájaro, dejó de succionar, se acercaron al árbol, al romperlo se parte la punta de su tronco y se despedaza, y dentro un animal, con ojos de lechuza, y tenía pelo, tenía plumas, un aspecto desagradable, y se deshicieron de él posteriormente. Así pasaron los días, y la niña comenzó prontamente a recuperarse”, relató el profesor Levio.

Como ya hemos dicho Piuchén es el nombre de un sector rural en la comuna de Cholchol. El origen se debe a una criatura mitológica o quizás real, esto queda a nuestro juicio. Pero se le ha visto y se le ha escuchado cantar en los recónditos sectores de la comuna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here