En la comunidad de Boroa en Nueva Imperial se le termina la andanza, a un individuo que era requerido por la  Interpol, hombre buscado en Argentina por delito sexual.

Esta  persona para evitar los controles policiales, quien había ingresado al país por el paso fronterizo Los Libertadores, en octubre del año 2018, cambiaba continuamente de domicilio.

Detectives del Equipo de Búsqueda y Captura de prófugos de Interpol, lograron detener a un hombre de nacionalidad chilena, de 46 años, quien mantenía una orden de detención de la Corte Suprema de Justicia, en el marco de un proceso de extradición pasiva, solicitada por la justicia de Argentina.

El subprefecto Maximiliano Mac-Namara, jefe de la Oficina Central Nacional de Interpol  Santiago, señaló que “esta persona, por la que además pesa una notificación roja de Interpol, publicada por el país trasandino, es requerida para enfrentar un proceso penal en dicho país, puesto que se le sindica como autor del delito de abuso sexual agravado, hechos que habrían sido reiterados en el tiempo durante el transcurso del año 2017, en la provincia de Neuquén”.

Para evitar los controles policiales, el imputado, quien había ingresado al país por el paso fronterizo Los Libertadores, en octubre del año 2018, antes de ser requerido internacionalmente cambiaba frecuentemente de domicilio a fin de evadir la acción policial. Esta situación llegó a término debido al trabajo investigativo en terreno y el análisis criminal de los detectives de Interpol, quienes lograron ubicarlo y detenerlo en el sector de Boroa, comuna de Nueva Imperial.

El sujeto pasó el día de ayer lunes a control de detención ante el Juzgado de Garantía de Nueva Imperial, donde se decretó prisión preventiva, a disposición de la Corte Suprema de Justicia y lo que pueda resolver el máximo tribunal, dentro del proceso de extradición solicitado por la justicia argentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here