Con el objetivo de compartir experiencias relacionadas con la actividad turística en la región y analizar los desafíos que aún enfrentan los emprendedores mapuche, el 9 de noviembre se desarrolló una reunión de evaluación junto a los coordinadores de tres proyectos apoyados por la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi).

Hasta la oficina central de la institución, ubicada en Temuco, asistieron representantes de la Escuela de Artes y Oficios del Territorio Nagche – ADI Puel Nahuelbuta, el proyecto Escuela de oficios de Desarrollo Territorial, implementado en la comuna de Saavedra y la Fundación de Desarrollo Educacional y Tecnológico La Araucanía FUDEA-UFRO.

En la jornada se destacó la importancia de fortalecer y capacitar a los usuarios en el desarrollo del turismo local y la recuperación de las artes y oficios en las 3 Áreas de Desarrollo Indígenas (ADIs), de Lago Budi, Puel Nahuelbuta y Ercilla.

Desde el Departamento de Cultura y Educación de Conadi manifestaron que realizan esfuerzos para mejorar los estándares del turismo local. “Este rubro no involucra solamente los servicios, por eso lo ampliamos a emprendimientos relacionados con la creación de oficios tradicionales, porque se rescata la cultura y se genera un vínculo con la productividad”, indicaron.

La institución indígena ha apoyado la creación de escuelas de formación enfocadas principalmente en las comunidades mapuche de La Araucanía, invirtiendo más de 100 millones de pesos en talleres relacionados con oficios como la cestería, telar, joyería y escultura en madera.

Iniciativas

Uno de los proyectos financiados por Conadi es la Escuela de Artes y Oficios del Territorio Nagche que hasta el momento especializa a 30 personas en labores tradicionales, pertenecientes a las comunas de Galvarino, Los Sauces, Purén, Traiguén, Lumako y Chol Chol.

Carmen Gloria Oñate, coordinadora del proyecto, declaró que su interés es reforzar la espiritualidad y empoderar a los cultores y cultoras mapuche. “Creamos una institucionalidad educativa que promueve la formación del capital humano considerando un proceso de participación de dirigentes, líderes del territorio y autoridades ancestrales”.

Sin duda, la oferta turística en la Costa de La Araucanía es variada y ha sido potenciada por su identidad y riqueza paisajística. Gracias a esto, el municipio de Saavedra a través de la Coordinación de Deportes, Cultura y Educación ha desarrollado la primera Escuela de oficios de Desarrollo Territorial la que cuenta con talleres de trabajo en madera, greda y fibra vegetal (Chupón).

Actualmente cuenta con 60 participantes, entre hombres y mujeres, los que asisten a los módulos de cosmovisión mapuche, diseño y comercialización de sus productos.

En tanto, FUDEA se encuentra coordinando  un  proceso de apoyo junto a 82 emprendedores mapuche de cinco territorios de la región; Lonquimay, Traiguen, Ercilla, Temuco, Villarrica y Carahue (Koy Koy).

Alejandro Chavarría, Coordinador de la Fundación hace énfasis en la necesidad de orientar en los procesos de gestión de proyectos. “Reciben formación sobre figuras legales para su emprendimiento individual o colectivo, fuentes de financiamiento y esperamos finalizar el proceso con proyectos listos para ser postulados el año 2019”, expresó.

Proyecciones

Desde mediados del 2017 Conadi ha apoyado la formación de 170 pequeños emprendedores, sin embargo, existen barreras que dificultan la puesta en valor de su trabajo. Desde la institución declaran que “la lengua, el mejoramiento de la técnica y la comercialización son elementos que los usuarios deben manejar mediante metodologías didácticas e innovadoras”.

Según datos de la Corporación indígena, estos proyectos han generado un impacto directo en la calidad de vida de las familias y otorgan un rol de liderazgo en las mujeres. “El 80% de las emprendedoras son mujeres mapuches que viven en comunidades. Ellas colaboran con el ingreso familiar y mejoran su autoestima”, señalaron.

La ejecución de esta etapa de los proyectos finaliza este año. Es por eso que los usuarios e instituciones colaboradoras se encuentran organizando un trafkintu, donde los beneficiarios se vinculen generando una red de cultores tradicionales y emprendedores mapuche que trabaje de manera coordinada por el desarrollo de la Región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here