19.4 C
Nueva Imperial
sábado, noviembre 26, 2022
InicioAraucaníaSe presentó ante la Misión de Boroa la comunidad indígena domingo Ñancucheo para...

Se presentó ante la Misión de Boroa la comunidad indígena domingo Ñancucheo para reclamar la devolución de tierras ancestrales usurpadas

En el año 1881 ocurrió el último levantamiento general mapuche, en el cual se sitió el fuerte militar de Temuco. En este hecho histórico lo encabezo el ñizol lonko Neculmán de Boroa, quién posteriormente fue perseguido por el ejercito chileno. Fue así que este lonko se ocultó en Huilío y en el año 1882 se trasladó al fuerte de Toltén donde su amigo el coronel Orozimbo Barboza, concediéndole una amnistía a cambio de que llevará una Misión Capuchina a los territorios de Boroa en el año 1883. Neculmán realizó una junta con los lonkos del territorio de Boroa para conseguir la venia de los demás caciques y fue como se acordó destinar un retaso de 4 hectáreas para dar paso a la instalación de la Misión de Boroa en el sector de Yeupeco, tierras que pertenecían a los Neculmán.  

 Sin embargo, Neculmán no respetó el pacto inicial, y la Orden Capuchina se trasladó a los terrenos del Lonko Domingo Ñancucheo en el sector de Postahue, tomándose paulatinamente más de cien hectáreas, y produciéndose posteriormente una serie de hechos que desencadenaron la usurpación de las tierras ancestrales del lonko Ñancucheo. Finalmente, en el año 1902 mediante la entrega de Títulos de Merced se liquidan las tierras tradicionales de Ñancucheo afectando a sus familias y a importantes sitios sagrados mapuche, como es el caso del conocido Renü de Postahue.

 Por lo anterior, familias que descienden del lonko Domingo Ñancucheo, iniciaron un proceso de recuperación el 23 de febrero del año 2000 y se entrevistaron con representantes de CONADI y del Obispado de la época, es decir con el Monseñor Sixto Pazinger, quién reconoció este abuso de parte de la Misión Capuchina por escrito en una carta.

 En la actualidad la comunidad Domingo Ñancucheo a través de Maorí Ñancucheo y del antropólogo Victor Nain han realizado un estudio histórico-antropológico con la finalidad de identificar la perdida de tierras ancestrales mapuche y levantaron una cartografía participativa.

 Recientemente el equipo que se ha encargado de levantar estos antecedentes históricos se trasladó hasta la Misión de Boroa para establecer un diálogo con la Hermana Zulema, quién a partir de una entrevista reconoce estos hechos lamentables y muestra la voluntad de restituir a la comunidad más de cien hectáreas usurpadas, y dejando en claro que la comunidad Domingo Ñancucheo no tiene la intención de desplazar a la Misión de Boroa de la casa madre y del colegio, sino que se restituyan los terrenos tradicionales, que la misión  ocupaba con fines productivos por particulares no mapuche en el sector.

Most Popular