Los habitantes del sector de Bajo Loncoyamo, en la comuna de Carahue, no contaban con una pasarela peatonal en condiciones adecuadas para cruzar el estero que separa sus viviendas de la principal ruta que conecta a la ciudad. La antigua pasarela confeccionada en madera, ya habría cumplido su vida útil y significaba un evidente riesgo de caída para los peatones que transitan por el lugar. 

Para dar respuesta a esta problemática, el municipio presentó un proyecto de construcción de una nueva pasarela peatonal a la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), obteniendo el financiamiento a través del Programa de Mejoramiento Urbano (PMU).

Los trabajos, que ya se encuentran terminados, consideraron la construcción de una pasarela metálica de 18 metros de largo (21 metros de borde a borde) y 2 metros de ancho, erigida en base a fundaciones de hormigón armado, estructura de perfiles tubulares y piso en base a planchas de acero, lo que asegura una mayor vida útil de la obra, dada las condiciones del terreno y climáticas del sector.

En terreno, la jefa regional de la Subdere, Yurisan Castro, constató el estado de las obras, cuya inversión suma un total de $44 millones, beneficiando de forma directa cerca de 500 habitantes del sector.

“Este proyecto, junto con brindar mayor seguridad a los vecinos, permite que en invierno estos no queden aislados producto de la crecida de la ribera. Sabemos que antiguamente los lugareños debían cruzar a sus hijos sobre las espaldas, y hoy, gracias al proyecto presentado por el Municipio de Carahue y financiado por la Subdere, verán mejorada su calidad de vida y contarán con mayor seguridad”, señaló Castro.

Cabe destacar que en el sector de Bajo Loncoyamo los habitantes deben transitar a través de la nueva pasarela peatonal para llegar al colegio más cercano y a la ruta principal que conecta con la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here