Diputado Celis: Termoeléctricas deben terminar ahora por la salud de los chilenos

0
98
Valparaíso 16 de Diciembre 2019. Sesión 124º, Sala. 1.Proyecto que contempla diversas medidas tributarias y financieras destinadas a apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas (Boletín N° 13116). 2.Proyecto que modifica la ley N°18.892, General de pesca y Acuicultura, con el objeto de exigir la remoción de sedimentos a los titulares de concesiones de acuicultura para el cultivo de especies exóticas (Boletín N° 12050). Fotos: Johanna Zárate P.

Como altamente perjudiciales para la salud calificó el diputado Ricardo Celis el funcionamiento de las centrales termoeléctricas a carbón en Chile, las cuales en materia de salud producen más gasto que ingresos para nuestro país en relación a energías renovables alternativas. Por esta razón la Cámara de Diputados aprobó en general la prohibición de su instalación y funcionamiento a contar del 31 de diciembre del 2025.

“No es casual que no existan termoeléctricas a carbón en Las Condes, Vitacura o Lo Barnechea. Hay un claro sesgo en donde se instalan aquellas industrias productivas, que son importantes, pero que generan alta o elevada contaminación tanto por CO2 como por dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno o metales pesados.” Señaló el legislador, quien integra la Comisión de Medio Ambiente.

 “Los estudios han sido claros y categóricos. El costo en salud que esto genera en Europa es entre 50 y 150 dólares per capita. En Chile tenemos que el per capita en salud es de 630 dólares, y de ello entre el 10% y el 25% se está pagando por los efectos negativos en salud tanto en enfermedades respiratorias, cardiovasculares y cerebrovasculares, asociados a la contaminación de las termoeléctricas a carbón. “argumenta Celis, quien junto con ser médico de profesión es mocionante de esta iniciativa.

En relación a su funcionamiento, el parlamentario agrega que estas empresas están instaladas en su mayoría en un sector donde perfectamente pueden funcionar otras empresas en base a energías renovables: “El 60% de estas empresas termoeléctricas a carbón están en el norte grande, donde está la oportunidad para energías renovables para que funcionen. No hay razón alguna para esperar hasta el año 2040 para terminar con ellas en Chile. Los efectos que producen en las personas son demasiado dañinos.”

Finalmente, Celis destaca que el ingreso que producen en el producto interno bruto es inferior al costo que generan en salud: “Estas empresas son responsables del 0,5% del PIB, es decir, entre mil y 1.200 millones de dólares aprox.  Pero el costo en salud en Chile es de 1.100 a 2.800 millones de dólares por los efectos negativos por muerte y enfermedad. No hay razón para esperar al 2040 pudiendo usarse energías renovables.”

Tras sumar 145 votos afirmativos, dos negativos y cinco abstenciones, el proyecto que prohíbe la instalación y funcionamiento de centrales termoeléctricas a carbón en Chile a contar del 31 de diciembre de 2025 regresa a la Comisión de MedioAmbiente y Recursos Naturales para su discusión en particular.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí