Un 31 de octubre de terror vivió L.C.P.C, pequeño agricultor de Pancul, en la comuna de Carahue, que fue víctima del hurto de sus 2 bueyes de 6 años de edad cada uno. 

El hecho ocurrió la madrugada de ese día cuando desconocidos ingresaron al predio cortando alambres para sustraer la yunta avaluada en más de 1 millón seiscientos mil pesos.

Tras advertir la situación, el afectado concurrió a la Subcomisaría de Carahue donde interpuso la denuncia.  De inmediato, los efectivos de Carabineros activaron las coordinaciones con otras unidades de la Costa, entre ellas, la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de la Comisaría de Nueva Imperial que fue clave al momento de recabar más antecedentes.

Operativo

Algunas pistas condujeron a los policías hasta un matadero de Cholchol donde luego de varias diligencias y el reconocimiento del hecho por parte de la víctima, se determinó que los animales sustraídos en Pancul habían sido faenados en ese lugar por petición de un comerciante imperialino identificado como O.H.J.G., quien ingresó a la pareja de bovinos simulando ser el propietario. De acuerdo a las versiones policiales, el sujeto pretendía comercializar la carne en la carnicería que posee en Nueva Imperial.

El imputado fue detenido por Carabineros y quedó a disposición de los tribunales.

La cantidad de carne faenada, que volvió a su propietario, se estimó en más de mil kilos y el evalúo comercial superó los 5 millones de pesos.

A pesar de la desolación que le produjo la pérdida de su capital de trabajo, el pequeño agricultor agradeció las gestiones de Carabineros, pues había perdido las esperanzas de recuperar, aunque sea en carne.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here