Un nuevo episodio de violencia de género impactó a la Costa el fin de semana pasada.  El caso involucró a una expareja de Trovolhue que un año atrás había terminado la convivencia matrimonial.

La situación ocurrió después de la medianoche del sábado 5 de enero cuando un hombre, identificado como Sady Santibáñez (34), concurrió al domicilio de la mujer con la que compartió parte de su vida. El hombre, según los antecedentes policiales, llegó a la vivienda tras enterarse de que su excónyuge de 27 años mantenía una relación con otro hombre.

Tras ingresar a la casa, Santibáñez atacó con un arma blanca a la mujer y a su actual pareja que también estaba en el lugar.

“La persona entró en descontrol y con un arma blanca agredió a la mujer y a la pareja, provocándole diversos tipos de lesiones.  Una vez que se produce este escenario esta persona huye del lugar, porque vecinos empezaron a llamar a Carabineros”, señaló el mayor Ismael Opazo, comisario de la Cuarta Comisaría de Nueva Imperial.

Suicidio 

Tras la alerta de los vecinos, los efectivos de Carabineros del Retén Trovolhue desplegaron un operativo en la zona para dar con el paradero del agresor.  Sin embargo, el victimario tomó una determinación que cambió el rumbo del procedimiento.

De acuerdo a los antecedentes recogidos por la policía, el hombre después de abandonar la casa de las víctimas se dirigió al hogar de su hermana donde tras confesar su accionar decidió atentar contra su vida.

“A su hermana le comentó lo sucedido y posteriormente tomó un cuchillo con el cual se auto propina diferentes cortes en la región del cuello. La hermana solicitó auxilio a los vecinos, quienes lo trasladan en un vehículo particular al consultorio del sector donde falleció minutos después producto de las graves heridas que se provocó”, detalló el mayor Opazo.

Por su parte, las víctimas del ataque de Santibáñez fueron trasladadas a los hospitales de Carahue y Nueva Imperial donde pese a las diversas lesiones lograron ser estabilizadas.

En tanto, la Fiscalía de Carahue ordenó la presencia de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de Carabineros en el sitio del suceso para efectuar las pericias necesarias del caso que fue catalogado como femicidio frustrado en el contexto de violencia intrafamiliar.

Preocupación

El comisario Ismael Opazo expresó preocupación por el acontecimiento y llamó a denunciar las conductas machistas en Carabineros u organismos del Gobierno: “Como Carabineros e institución preventiva, cada vez que las mujeres, ya sea en estado conyugal, de convivencia o cualquier relación donde haya violencia, se acerquen a realizar algún tipo de denuncia. Nosotros canalizamos el caso y si el caso lo requiere lo derivamos a las instituciones correspondientes”.

El oficial policial hizo un llamado a mujeres que se sientan vulneradas a «hacer la denuncia y aquella irá a la Fiscalía o Juzgado, quienes pueden solicitar una protección o ronda periódica de Carabineros o incluso una ayuda de profesionales de salud que pueden tomar acciones para evitar un caso extremo como el que vimos en Trovolhue”.

En lo que va del año ya han fallecido 3 mujeres en el país como consecuencia de la violencia de género y según datos del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género el 2018 hubo 42 feminicidios consumados y 115 frustrados.

Las penas para los autores de estos crímenes van desde los quince años y un día de cárcel, hasta la cadena perpetua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here