Un nuevo caso de difamación en redes sociales afectó a un joven de Nueva Imperial. Esta vez, el fenómeno lo protagonizó una mujer identificada como Alexsa Feres Toro, con domicilio en la región Metropolitana, que denunció a su primo Matías Toro Inostroza de haberla abusado sexualmente con la siguiente leyenda: “No sé cómo empezar, el estómago se me aprieta y las náuseas no desaparecen, llevo tanto tiempo tratando de contar esto, llevo tanto tiempo pensando que el error fue mío, sintiéndome culpable por confiar, por quedarme callada (…)”.

La acusación, divulgada en la cuenta personal de Feres, asegura que el hecho habría ocurrido el 2016 cuando viajó a Nueva Imperial para las vacaciones de invierno. En ese lugar- según el relato- coincidió con su primo y amigos de él.  “Me invitó a un pub, con sus 2 amigos… llegamos allá, bailamos, tomamos y a eso de las 4 de la mañana nos fuimos a su casa, con sus amigos, me acosté en su cama, no en las mejores condiciones, y me estaba quedando dormida cuando sus amigos se fueron y él llegó a su pieza, se acostó al lado mío… me mete su mano debajo de mi polera, me estaba haciendo cariño, pensé yo, pero no… me bajó el cierre, me manoseó, me decía que tenía un cuerpo bonito, acercaba su boca a mi cara…”, escribió.

Reacciones

La autora del mensaje, además, adjuntó el extenso texto a la cuenta del acusado y al grupo de Facebook PUBLIAVISOS DE NUEVA IMPERIAL con fotografías incluidas. La publicación generó una serie de comentarios negativos contra Matías Toro.

Por esa razón, el joven presentó una querella por el delito de injurias en el Juzgado de Garantía de Nueva Imperial. “La situación generó un shock emocional importante en Matías y una crisis interna, a nivel familiar. Pero eso no fue lo más grave, pues a raíz del delito de abuso que se le imputó, Matías, recibió cientos de amenazas, incluso de muerte, mensajes y llamados de gente que decía apoyar causas feministas. Ellos aseguraban que buscarían venganza”, señaló la abogada patrocinante, Natalia Báez.

Resultado

Sin embargo, las imputaciones resultaron ser falsas y la mujer optó por ofrecer disculpas a través de su defensa. “Llegamos a juicio, pero finalmente la parte querellada solicitó un acuerdo y el día de la audiencia le comentamos a la magistrada la disposición de ella de ofrecer disculpas”, indicó la abogada.

Báez puntualizó que a Matías Toro le interesaba ese gesto. “Durante la audiencia el abogado de la parte querellante pronunció esas disculpas lo cual dejó conforme a mi representado, quien defendió su inocencia hasta el final”, señaló.

Recurrente

“La gente detrás de una cuenta de redes sociales se atreve a insultar, a injuriar y a maltratar sin medir consecuencias, porque después ese perfil se cierra o se le cambia el nombre y uno no tiene cómo encarar a la persona que manipuló o dijo falsedades”, preció la jurista

Natalia Báez aseveró que el porcentaje de denuncias de este tipo de casos son mínimas.   “Aquí no está involucrado el interés público de la sociedad, por lo tanto, el Ministerio Público no se mete y las personas tienen que necesariamente recurrir a un abogado particular y por eso la mayoría de las veces prefieren no llegar a instancias judiciales”, declaró.

Delito

De acuerdo a la legislación vigente, las injurias graves hechas por escrito y con publicidad, serán castigadas con las penas de reclusión menor en su grado mínimo a medio y multa de 11 a 20 Unidades Tributarias Mensuales (UTM).

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here