Una serie de documentos de alta reserva fueron hallados en la calle por vecinos de Nueva Imperial la noche del domingo 13 de enero.  Los archivos pertenecían al Programa de Reparación de Maltrato de Menores Amuy Leufu que administra la Fundación Frontera, la cual funciona al alero del Sename y contenían antecedentes de menores víctimas de violencia física, psicológica y sexual.

La situación causó revuelo en la comunidad local y la organización salió a explicar el caso.  Alejandra Bustos, directora de Fundación Frontera asumió el hecho e indicó que actualmente el equipo que trabajaba en el edificio de calle Baquedano realizaba una mudanza.

De todas maneras, confirmó una investigación interna y adelantó sanciones para los responsables.

Confidencialidad

Las carpetas contenían detalles explícitos de graves delitos de vulneración a los derechos humanos y de connotación sexual que afectaron a niños y adolescentes de diversas comunas de la Región.   Los documentos fueron derivados al Tribunal de Familia bajo acto por Carabineros de la Cuarta Comisaría de Nueva Imperial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here