Conocer el uso de las hierbas autóctonas de la costa de la Araucanía, saber que con el vapor de una comida tradicional se puede estimular positivamente el organismo, o aprender cómo debe efectuarse un verdadero baño curativo, son parte de los objetivos del curso de medicina tradicional mapuche que el Liceo Luis González Vásquez de Nueva Imperial incluye en el currículum de su especialidad de enfermería.

El establecimiento, dependiente del Servicio Local de Educación Pública Costa Araucanía (SLEPCA), ha querido incluir en el currículum de sus estudiantes la medicina ancestral de la nación mapuche, para complementar la formación que reciben en el marco de la medicina occidental.

Los mapuche poseen una milenaria tradición de rituales, prácticas y de uso de hierbas, árboles y frutos con distintos beneficios para la salud, lo cual se basa en la observación práctica y activa que durante milenios han podido hacer de los territorios que han habitado.

Gloria Melipil es la profesora que imparte esta asignatura, denominada “Salud Mapuche”. De entrada aclara que no es doctora ni enfermera, y que “todo lo que sé lo he aprendido en mi calidad de mujer mapuche, con mi experiencia de vida en sí”. Para impartir la asignatura se ha perfeccionado e investigado, recurriendo a educadores tradicionales, machis y comunidades.

“El objetivo del curso es que los chicos vean en el conocimiento mapuche un sistema alternativo, que lo validen, que comprendan que tiene una estructura como tal”, plantea Gloria. “Cuando ellos sean agentes de la salud, muchos trabajarán en un contexto rural o con gente que cree en esta medicina, entonces ellos deben conocerla y entenderla” añade la profesora.

Cuenta que “la experiencia ha sido buena, aunque me he tenido que enfrentar a estudiantes que no quieren nada con la asignatura”. Y es que lamentablemente, Gloria señala que es una realidad “que más de algún alumno mapuche al inicio no muestra ningún interés, porque cree que no le sirve”.

Sin embargo, con los años “ha aumentado el interés, por un cambio de mentalidad en los jóvenes y por un orgullo de pertenecer a un pueblo indígena” agrega.

Al respecto, el alumno Rodrigo Cifuentes explica que “Muchos veníamos sin ninguna base de conocimientos, incluso algunos como yo, con ascendencia mapuche, no habíamos tenido ningún acceso a esa cultura.

Su compañero Jesús Chandía complementa con su caso: “Yo tengo también ascendencia, abuelos que iban a la machi, y aun así antes de este curso era un ignorante en el tema. Este ramo me ha ayudado demasiado para entender la cosmovisión mapuche, la de mi propia etnia”.

Gracias a este curso, los estudiantes de cuarto medio de esta especialidad no solo podrán interiorizarse sobre la cultura mapuche, sino que aprenderán a complementar las prácticas médicas occidentales con el conocimiento ancestral que es validado por un porcentaje importante de quienes serán sus futuros pacientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here