Cerca de las 18:00 horas del día miércoles 15 de mayo una vecina llamada Mirta Luz Rojas Ramírez, proveniente del barrio Ultra Cholchol en Nueva Imperial, divisó un extraño bulto que llamó su atención. Se dirigía a su casa y para acortar camino bajó el cerro Malalcahuello. Mientras circulaba cerca de unos pastizales pudo verificar que se trataba de un cuerpo humano, cuerpo que en primera instancia se dijo que estaba sin brazos. Sin embargo, lo cierto es que al encontrase de espalda ambas extremidades quedaron debajo del cadáver que estaba sin cabeza.

Se trata de Raúl Pérez Lizana de 82 años. Fue reconocido por su hijo a través de sus ropas y un bastón. La causa será aclarada por la investigación.

Después de la denuncia realizada a carabineros de la cuarta comisaria de Nueva Imperial por el hallazgo, personal de Sección de Investigaciones Policiales (SIP) confirmó el hecho al costado de la ruta S-40 (que une las comunas de Imperial y Carahue). De inmediato efectivos policiales informaron el hecho al fiscal de turno, Jorge Granada Riquelme, quien autorizó la presencia en el lugar de personal del Laboratorio de Criminalística (LABOCAR) de Temuco.

La búsqueda y el hallazgo

La persona fue encontrada gracias a la colaboración del grupo ONG SAR de Nueva Imperial, cuyo Presidente y fundador Oscar Vergara comentó: «habíamos retomado las labores de búsqueda y estábamos en compañía del hijo cuando se nos informó que se había encontrado este cuerpo y nos trasladamos al sector«. Además, Vergara destacó la participación y ayuda en la búsqueda del vidente Cesar Joao D´Oliveira, quien antes del hallazgo vaticinó un cuerpo sin cabeza.

Posteriormente, la mañana del jueves 16 de mayo fue encontrado el cráneo de Raúl Pérez: “en el sector de la antena del cerro se encontró el cráneo, más o menos a unos 300 metros de distancia de donde se encontró el cuerpo el día miércoles”, confirmó Vergara.

Pérdida del rastro de Raúl Pérez Lizana

Raúl Pérez llegó procedente de Santiago y lo hizo en compañía de su pareja. Según la versión de la nieta la noche que se perdió en la vivienda llegaron y junto a invitados empezaron a beber. Esto gatilló una discusión entre la mujer y el dueño de casa. Al lugar llegó carabineros llevándose a ambos detenidos. Sin embargo, no se hizo la denuncia formal por decisión de ambos según indicó Carabineros. Posterior al conflicto, Raúl Pérez quedó en la vivienda solo y se presume que salió a caminar por la Ruta S-40 cerca de las 3 de la mañana.

Lo vieron caminar por la vía y de ahí se perdió su rastro. Al enterarse sus familiares, residentes de la comuna de Cerro Navia en la Región Metropolitana, viajaron a la comuna de Nueva Imperial. Al ver que se había perdido todo rastro presentaron a la cuarta comisaria de carabineros en Nueva Imperial una denuncia por presunta desgracia.

El relato de una pelea

La nieta de Raúl Pérez señaló: “cuando salió de la casa nos dijo que iría donde siempre, y esa casa era de su polola de nombre María, nunca supimos que iría al sur, nosotros no tenemos familiares allá, ella si tiene familiares, y por eso fue con ella. Andaba siempre con un bolso porque usaba pañales por un accidente que tuvo, según nos dijeron que lo habían visto caminar por la ruta como a las 3 de la mañana del día 26 de abril. De ahí se nos perdió todo contacto, hasta que nos avisaron que mi abuelo había desaparecido. Viajamos de inmediato para Imperial, dando aviso a carabineros, y luego nos enteramos que en la casa a donde llegaron el mismo día 25 en la noche se pusieron a tomar y por alguna razón se inició una disputa. Esto terminó cuando llegó carabineros, y de ahí mi abuelo seguramente salió caminar, y como no conocía  mucho se perdió, y bueno de ahí en adelante no sabemos lo que realmente pasó hasta que el miércoles pasado nos avisaron que habían encontrado un cuerpo  de sexo masculino que correspondería a un adulto mayor, por las marcas en su cuerpo y vestimentas podríamos asegurar que se trata de mi abuelo. En cuanto a su pololeo con esta mujer nunca estuvimos de acuerdo, y menos nos gustó porque lo que tengo entendido que ella ha tenido problemas con la justicia, pero no queríamos presionarlo para que no se sintiera amarrado, él quería su propio espacio” concluyó la nieta de Raúl Pérez Lizana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here