En un allanamiento efectuado a un domicilio de calle General Urrutia con Vicuña Mackenna de Nueva Imperial, la sección del OS-7 de Carabineros detuvo a cuatro personas por el delito de tráfico de drogas e incautó diversas sustancias ilícitas.

El operativo policial, instruido por el Ministerio Público, ocurrió la tarde del miércoles 6 de marzo y tuvo la colaboración del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (Gope) y efectivos de la Cuarta Comisaría.

Decomiso 

Además de la detención, la policía incautó más de 220 dosis de pasta base de cocaína, más de 50 dosis de clorhidrato de cocaína, dinero en efectivo y otras especies ligadas al tráfico de drogas.

“Esta es una operación que finalizó con un total de seis personas detenidas, cuatro de ellas quedaron detenidas por el delito de tráfico de drogas además de dos personas que fueron capturadas posteriormente quienes habían adquirido droga en el lugar de venta”, relató el jefe de la sección OS-7 de Carabineros, capitán Rodolfo Moller.

El funcionario detalló que “se trató finalmente de dos hermanos que se dedicaban a la venta de drogas. Ellos mantienen un amplio prontuario policial los cuales junto a una tercera mujer vendían droga en su domicilio a una cuadra de la plaza de armas de la comuna”, precisó.

“Con estos antecedentes estas dos personas que son hermanos, un hombre y una mujer adultos, más una tercera mujer adulta, pasaron a control de detención el viernes 8 de marzo en el Tribunal de Garantía de Nueva Imperial”, expresó el capitán Moller.

Ambos hermanos quedaron en prisión preventiva y se dio un plazo de investigación de tres meses.  En tanto, Carabineros informó que la tercera mujer detenida deberá firmar mensualmente en una unidad policial.

“Queremos dar tranquilidad a la ciudadanía con este trabajo coordinado con la Cuarta Comisaría de Nueva Imperial y el Ministerio Publico que logró detener a personas que se encontraban amedrentando a la ciudadanía. Por lo mismo, reiteramos el llamado a denunciar al Fono Drogas de Carabineros 135”, puntualizó el jefe del OS-7

Satisfacción

El procedimiento se realizó en medio de la alta expectación de vecinos del sector, quienes en forma confesaron a El Informador su conformidad por el allanamiento.  “Era demasiado evidente. Había movimientos día y noche en este lugar y nadie hacía nada. Ojalá que la justicia haga lo suyo”, dijo uno de ellos.

“Esta gente llevaba más de un año en este lugar y muchos saben que se dedican a traficar drogas. No sólo venden a gente de la ciudad, sino que también en el campo”, añadió otro vecino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here