Con el objetivo de devolver la esperanza y hogares a las comunidades de Cholchol, Nueva Imperial y Carahue, la fundación Desafío Levantemos Chile ya inició el trabajo de reconstrucción de 24 viviendas que fueron afectadas por los incendios de este verano, gracias al apoyo de la empresa CMPC.

“Continuamos monitoreando las consecuencias de los incendios forestales en la región de La Araucanía para entregar el apoyo necesario a las familias damnificadas. Esto se enmarca dentro del contexto de la colaboración que la fundación siempre ha buscado en conjunto con las empresas privadas en sus zonas de influencia”, indicó Nicolás Birrell, director ejecutivo de Desafío Levantemos Chile.

De acuerdo a lo informado, desde la institución creada por Felipe Cubillos, el compromiso es reconstruir 14 viviendas en Cholchol, 6 en Carahue y 4 en Nueva Imperial.

Modelo

El proyecto de viviendas busca replicar el exitoso modelo que se llevó a cabo en Santa Olga, pueblo que fue arrasado por los incendios del verano de 2017 pero que hoy se encuentra con una comunidad completamente esperanzada; y con más de 300 casas equipadas y recepcionadas por la fundación.

El modelo consiste en la construcción de casas de 50.5 metros cuadrados, con siding blanco en su fachada y en el acceso, un muro de enchape de piedra.

Las viviendas son entregadas con cocina, camas, futón, mesa de centro, closet, refrigerador, entre otros elementos indispensables de casa.

Alianza

Para poder llevar adelante esta iniciativa de manera eficiente, la fundación firmó un convenio con las tres comunas y se comprometió con la construcción e implementación de las viviendas. Las municipalidades de las tres zonas, por su parte, se harán cargo de los permisos y las recepciones.

Actualmente la construcción ya está adjudicada a cuatro empresas: Luan SpA, Orival Ingeniería y Construcción, Avinco y la constructora MG, con las que Desafío Levantemos Chile también firmó una alianza.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here