Hasta el ministerio de Educación llegó, en la tarde del lunes 15 de abril, un grupo de dirigentes de los trabajadores pertenecientes al Servicio Local de Educación Costa Araucanía (SLECA) que mantienen un paro de actividades para pedir respeto a las condiciones laborales y corregir falencias de infraestructura.

La delegación estuvo acompañada por parlamentarios de Evópoli y en conjunto entregaron un petitorio al subsecretario de Educación Raúl Figueroa, que, entre otras demandas, exige la “regularización de los contratos y decretos de los funcionarios que trabajan para el SLECA, un bono de condiciones difíciles y asignación de concentración de alumnos prioritarios que no fueron pagados a los Asistentes de la Educación y asistentes de profesionales, el reconocimiento real del valor y pago de la asignación de concentración de alumnos prioritarios a partir del encasillamiento desde avanzado en adelante y la asignación de experiencia para asistentes profesionales”.

Otro punto expuesto denuncia la “falta de mantenimiento en las infraestructuras de las escuelas, hogares estudiantiles y jardines infantiles, sanitización de los sanitarios, fumigación y desratización, falta de materiales de aseo e higiene, limpieza de espacios comunes, mantención en estufas y ascensores, falta de material pedagógico y fungible para el buen desarrollo de las actividades, entre otras”.

Manifestación

La paralización de clases en los establecimientos públicos de la comuna de Carahue cumplió dos semanas y en medio de las medidas de fuerza, el lunes 15 de abril una multitud de profesores y asistentes de la educación de las cinco comunas de la Costa marchó en las calles de Temuco para visibilizar sus problemáticas.

En estado de alerta

Los profesores y asistentes de la educación del Liceo Luis González Vásquez de Nueva Imperial paralizaron las actividades lectivas durante la jornada y se sumaron a la manifestación en la capital regional.

Marcelo Luengo, representante del Consejo Escolar de Asistentes de la Educación del Liceo dijo que “en este momento nos declaramos en estado de alerta a la espera de las reuniones que se realizan en el ministerio de Educación y el Servicio Local, porque como asistentes también nos vimos afectados tras la instalación del Servicio”.

“Nos plegamos a la marcha para solidarizar con el proceso que viven las otras comunas y si no hay respuestas nosotros vamos a emprender otras medidas en el Liceo”, puntualizó.

El dirigente detalló que en los recintos educacionales existen demandas comunes como la “falta de mantenimiento, la demora en la compra de implementos necesarios para los talleres y elementos pedagógicos necesarios. Hay demasiada demora y burocracia en la resolución de problemas, esto no sucedía con la educación municipalizada”, señaló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here