Un reciente desplome de un poste del tendido eléctrico en el sector Coipuco de Nueva Imperial motivó que Andrés Calfucura Anticoy (68) agilizara la solicitud de obras de mantenimiento en el sector a Frontel.

El adulto mayor dijo a El Informador que el sábado 27 de octubre las ramas de un árbol cayeron sobre la red eléctrica y provocaron la destrucción del soporte de cemento.  La situación, que afectó a 3 familias, mantuvo interrumpido el suministro durante 3 días y según Calfucura, la respuesta al problema de la empresa fue “lenta e irresponsable”.  Sólo a última hora del lunes 29, los operarios de la compañía acudieron al lugar para reponer el servicio.

Preocupación

Lo que preocupa a los vecinos del lugar es la ubicación del tendido en medio de árboles.  “Frontel cuando hizo la conexión no consideró la presencia de árboles.  A la larga iban a crecer e iban a generar este tipo de problemas.  También un vecino sembró unas plantas después de haber colocado la electricidad, lo cual también es irresponsable, pero tiene que solucionarlo la empresa”, declaró.

Andrés Calfucura precisó que Frontel ha hecho pequeñas talas en el sector, pero “no son suficientes porque después vuelven a crecer y corremos el riesgo de seguir con problemas de este tipo”.  “Lo que deben hacer es quitar todos los árboles, porque ¿qué pasaría si las ramas vuelven a caer sobre el tendido?  Esta vez, afortunadamente, los cables cayeron en el techo de una casa, pero también podrían haber caído sobre una persona o animal y producir electrocución”, agregó.

Según el dirigente de Coipuco, las solicitudes de mantenimiento la cursaron hace varios meses y aún no han tenido solución.  “Espero que hagan la mantención.  Es el colmo que no miren sus tendidos, porque ellos se benefician con eso, pero prestan un pésimo servicio”, afirmó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here