Un grupo de 35 personas, entre jóvenes y adultos, realizó el sacramento de la confirmación en la parroquia San Miguel Arcángel de Nueva Imperial.

La ceremonia religiosa tuvo lugar en el principal templo católico de la ciudad la tarde del miércoles 03 de mayo y fue presidida por el obispo de la Diócesis de Temuco, monseñor Héctor Vargas.

Hasta ese recinto llegaron los hombres y mujeres que confirmaron su fe en Dios y la Iglesia, pertenecientes a la comunidad Ranquilco Alto y al sector urbano de la comuna, quienes tras dos años de formación recibieron uno de los 7 sacramentos del catolicismo.

 

Ritual

La treintena de confirmados siguió rigurosamente el rito que contempla la renovación de las promesas bautismales y la profesión de fe.  Continúa con la invocación del Espíritu Santo y la unción del santo crisma en la frente de cada persona.

Como signo de esperanza y compromiso los 35 fieles encendieron una vela para responder a la invitación hecha por la Iglesia de ser “luz entre los hombres”.

Los jóvenes y adultos estuvieron acompañados por sus familiares, quienes siguieron con fervor este proceso que ratifica su convicción cristiana.

El padre Edgardo Betancour, párroco de la ciudad, concelebró la Eucaristía con el obispo y al finalizar el acto religioso se mostró satisfecho por el paso que dieron sus feligreses. 

“Este sacramento es importante, porque el obispo ha venido a confirmar en la fe a este grupo de personas y con ellos la comunidad entera se ve beneficiada con la gracia de Dios a través del don del Espíritu Santo que todos necesitamos para seguir adelante”.

El sacerdote destacó además la disposición de estas personas para adherirse con más fuerza a la Iglesia a pesar del difícil contexto que enfrenta a nivel nacional y mundial.  “Este es un tiempo difícil para todas las personas y para todas las iglesias.  No solamente nosotros los cristianos católicos hemos sentido la baja del número de personas, hay una suerte de indiferencia religiosa que es un fenómeno cultural a nivel mundial”.

Al respecto el padre Betancour agregó que “si un grupo realiza este sacramento quiere decir que hay personas que buscan a Dios y se han comprometido a participar en las tareas de la Iglesia”.

En el transcurso del año se han desarrollado otras tres ceremonias de confirmación en la parroquia de Nueva Imperial con un número de confirmados similar al del miércoles pasado y que a juicio del párroco refleja también el compromiso de los formadores o catequistas que dedican su tiempo para fortalecer la fe de los demás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here