A partir del 1 de julio de este año los establecimientos educacionales públicos de las 5 comunas de la Costa dejarán de ser administrados por los respectivos municipios para pasar a la órbita del Servicio Local de Educación Pública Costa Araucanía.

El proceso, conocido también como desmunicipalización de la educación, contempla el traspaso de 77 instituciones educacionales y 16 jardines infantiles pertenecientes a las comunas de Nueva Imperial, Carahue, Puerto Saavedra, Teodoro Schmidt y Toltén.

Los colegios públicos de la Costa se sumarán así al nuevo régimen educativo que ya fue implementado, a principios de este año, en algunas comunas de las regiones Metropolitana y de Coquimbo tras la promulgación de la Ley 21.040 efectuada por la ex Presidenta Michelle Bachelet en noviembre del 2017.

Para conocer más detalles del inédito proyecto El Informador conversó con Rodrigo Egaña Baraona, director nacional de Educación Pública y encargado de conducir esta transformación educacional.

– ¿Cómo surgió la iniciativa?

Hay que partir de una mirada histórica desde cuando se produce la municipalización de la educación en el año 1982 bajo el gobierno militar.  En ese momento la educación pública estaba completamente a manos del ministerio de Educación y de sus direcciones provinciales.  El gobierno de la época tomó la decisión de trasladar la propiedad y la gestión de las escuelas y liceos del ministerio a los municipios.  Lo que se hizo en ese momento tuvo un par de características: primero fue el traspaso de la responsabilidad educativa a los municipios y de los establecimientos, trasladándole los recursos que en ese momento estaban disponibles para la educación pública y que bajo la administración del gobierno central si eran deficitarios eran cubiertos por el gobierno central.  Al trasladarlos a los municipales, se les endosó esa situación deficitaria económica a los municipios, entonces allí hay un problema en el origen que tiene que ver con cómo se organiza el Estado para esto, porque los municipios se pueden endeudar y al no tener recursos económicos suficientes para solventar bien la actividad educacional empezaron a disminuir los gastos o a endeudarse.

El nuevo sistema pretende generar una mejoría sustantiva en la calidad de la enseñanza que se entrega en los establecimientos de educación pública, que los aprendizajes sean de mejor calidad y para eso plantea como condición necesaria ir a una nueva organización de la educación que consiste en pasar de la organización en base a 345 municipios donde cada cual es propietario de un conjunto de establecimientos de educación pública a una estructura distinta que son los 70 servicios locales de educación organizados por territorios que reúnen comunas cercanas o similares con cantidades de alumnos relativamente parecidas.

– ¿Cuál es el estado del proceso?

Tenemos instalada la Dirección de Educación Pública y funcionando los Servicios de Barrancas y Puerto Cordillera.  Ahora estamos en la etapa de preparar la instalación del Servicio Costa Araucanía y el de Huasco.

Es un proceso muy detallado de preparación de la implementación que es un fenómeno bastante complejo porque tiene aspectos jurídicos, organizativos, traspaso de personal, traspaso de bienes muebles, inmuebles, inventarios, convenios, etcétera. Tenemos que generar un conjunto  de documentación jurídica para que los servicios puedan empezar.

– ¿Por qué eligieron a la Costa para implementar el nuevo sistema educacional?

Cuando se estaba discutiendo la parte final de la ley, en un primer momento se pensó partir el año 2018 con un Servicio que era el de Barrancas, ese estuvo siempre puesto en la discusión.  Después en el Senado los senadores plantearon la necesidad de tener más Servicios para que la masa crítica fuera mayor y hubiera más experiencia.

Se consideró la cantidad de municipios disponibles a entrar al nuevo sistema o municipios que estén en dificultades por su tamaño, por su situación económica, de vulnerabilidad o municipalidades que siendo relativamente exitosos en la educación pública pudieran también ser un aporte al proceso.  De esa discusión salieron los cuatro servicios que entran en vigencia este año.

Yo no participé en la discusión de la Ley, entonces no puedo contar cuáles fueron los detalles del porqué, pero entiendo que había interés de los parlamentarios de las distintas regiones que querían un Servicio en la región y estar en la primera etapa, por eso aparece Costa Araucanía como dos de los segundos servicios que se van a instalar.

– ¿Hay preocupación en los trabajadores de la educación para enfrentar la etapa?

Los profesores tienen claro que se traspasan en las mismas condiciones que tienen con los sostenedores actuales, lo mismo pasa con los asistentes de la educación.  Cada establecimiento educacional se traspasa en su integridad, ahí no hay cambio, se traspasa con el mismo director y todo lo demás

Las preguntas giran en torno a los asuntos más prácticos de los traspasos, pero no hay dudas fundamentales.

Algunas de las inquietudes que muestran los directores es sobre el estado de la infraestructura de los colegios, algo que es compartido por todos respecto a que una buena educación requiere tener una buena infraestructura.  Para eso estamos trabajando en un plan y en junio vamos a tener un catastro de cuál es la situación de los establecimientos con una propuesta de dónde se podría empezar a avanzar en reparaciones menores o en algunos casos en la realización de nuevos proyectos.

La otra preocupación tiene que ver con la sostenibilidad económica del modelo a futuro, porque el modelo actual presenta déficits en los municipios.  El nuevo sistema está pensado para que no haya déficit a futuro, porque todo el costo administrativo que hoy tienen los municipios va a ser cubierto por Presupuesto Nacional de los Servicios Locales y las subvenciones van a financiar el gasto del Servicio Educacional.

– ¿Qué va a ocurrir con los funcionarios de los DAEM?

Si bien profesores y asistentes se traspasan en forma completa con todas sus condiciones, eso no va a ocurrir con los funcionarios de los Departamentos de Administración de Educación Municipal (DAEM).  Ellos van a poder postular para ser contratados en los Servicios Locales a través de un concurso, primero cerrado en que sólo ellos van a poder participar, después si hay algún cargo vacante va a haber un concurso abierto para que cualquiera pueda postular.

– ¿Habrá una impronta intercultural con el nuevo régimen?

Estamos trabajando con el equipo en la planificación estratégica futura del Servicio y ahí hay dos cuestiones que son particulares de un Servicio como este.

Cuando se discute qué principios van a orientar la labor del Servicio a futuro aparece claramente el principio de la multiculturalidad que es un elemento que tiene que caracterizar el trabajo educativo del Servicio Costa Araucanía.

Hay un objetivo estratégico muy importante para asumir la multiculturalidad que caracterice al proceso educacional en este territorio y que eso se exprese en un conjunto de temas que sean curriculares, metodológicos, de relaciones con organizaciones indígenas locales, que tengan que ver con la expresión cultural general.

Es algo que el equipo está recogiendo y va a estar incorporado en las estrategias de desarrollo educacional del Servicio que van a ser ampliamente discutidas con la comunidad.

– ¿Pretenden incorporar la revitalización del mapuzugun?

El equipo que está preparando la instalación del Servicio considera que es importante introducir la educación del mapuzungun en las escuelas y eso requiere una socialización con las familias, con los profesores y alumnos, con el resto de las organizaciones, porque no siempre es aceptado.

Por ejemplo, comentaban que una persona pidió tener más clases de inglés que de mapuzungun para sus hijos, pero vemos que va a ser una responsabilidad de este Servicio de asumir esa característica y desarrollarla con fuerza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here