Ayer lunes 15 de febrero, se conmemoró el Día Internacional del Cáncer Infantil (DICI), enfermedad que, según la Organización Mundial de la Salud, es una de las principales causas de mortalidad entre niños y adolescentes en todo el mundo. Cada año, se diagnostica a aproximadamente 400.000 niños de entre 0 y 19 años en todo el mundo y según el Programa Nacional del Cáncer (PINDA), más de 500 niños son diagnosticados de algún cáncer anualmente en Chile.

En todo el mundo, aún se observa una marcada diferencia en las tasas de sobrevida entre los distintos países. Es así que, en los países de ingresos altos, más del 80% de los niños afectados de cáncer se curan, pero en muchos países de ingresos medianos y bajos la tasa de curación es de aproximadamente el 20%. Las defunciones en los países de ingresos medianos y bajos se producen, en mayor parte, a consecuencia de la falta de diagnóstico o en algunos casos dificultad de acceder a atención sanitaria y el abandono del tratamiento.

Nuestro país cuenta con números esperanzadores ya que tiene actualmente una tasa de sobrevida que alcanza un 76%, con un 0% de abandono del tratamiento. Esto se da, dentro de otras cosas, por el trabajo colaborativo entre el Estado, privados y ONGs. Aun así, 8 de cada 10 niños, niñas o adolescentes en Chile presentan alguna secuela física o cognitiva que debe ser tratada de manera integral. 

Según la presidenta de la Fundación Nuestros Hijos (FNH), Marcela Zubieta, el rol de la sociedad civil es fundamental para abordar este desafío:” somos las fundaciones quienes complementamos el trabajo del Estado. Juntos trabajamos para emparejar la cancha y garantizar que todos los niños en Chile tengan las mismas oportunidades de sobrevivir, que tengan el mismo acceso a la esperanza y a una calidad de vida digna”. 

A esto agrega que producto de la pandemia, han sido meses exigentes en cuanto al manejo del cáncer infantil, al igual que otras enfermedades, sin embargo, gracias al aporte de terceros han podido mantener el funcionamiento de la fundación y así seguir acompañando a los niños y sus familias. “El cáncer es una enfermedad que no se detiene frente a ninguna pandemia, pero gracias al trabajo conjunto con el Estado, la gestión del PINDA y otras entidades se lograron mantener los tratamientos y los servicios que entregamos como fundación, algunos podrían haberse atrasado producto del virus, o por miedo a ir a los hospitales, pero ninguno se suspendió. Es un orgullo lo logrado durante estos meses por todos quienes participan en el acompañamiento de los niños con cáncer”.

En un día como hoy, donde se conmemora a niños, niñas y adolescentes que han sido diagnosticados con cáncer, a sobrevivientes de la enfermedad, y también a familiares que han perdido a seres queridos, Fundación Nuestros Hijos ha planteado como uno de sus desafíos 2021 el mejorar la infraestructura asociada a los tratamientos y terapias de rehabilitación.

“En Fundación Nuestros Hijos estamos trabajando en este desafío y esperamos impulsar la construcción de un nuevo centro integral de atención que permita ampliar nuestra cobertura a adolescentes de 15 a 19 años y ofrecer prestaciones a más familias de ingresos medios y de regiones. Queremos generar un cambio, convirtiéndonos en un espacio que promueva la rehabilitación e inclusión de los niños con cáncer, proyectando su futuro escolar, laboral y familiar. Junto con ello, queremos establecer el primer laboratorio de preservación de la fertilidad en América Latina” concluye la presidenta de FNH.

Este 2021, con la campaña #EnNuestrasManos, de Childhood Cancer International (CCI), se homenajea a niños, niñas y adolescentes con cáncer, sobrevivientes y familias que han perdido a uno de sus hijos por esta enfermedad. El “Árbol de la vida” virtual es parte de esta campaña. En una web mundial (https://iccd.care/en-us/treeoflife) hay un árbol virtual que refleja, a través de su colorido follaje, el porcentaje de sobrevida por cada país. El follaje se forma con manos de colores, o blancas. Niños y adolescentes con cáncer, sobrevivientes de la enfermedad y las familias que hayan perdido a sus hijos por esta enfermedad podrán participar en este árbol virtual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here