Un masivo último adiós recibió el joven machi Javier Reumay Tralma, quien falleció la tarde del martes 31 de julio en la ruta que une las comunas de Cholchol e Imperial.
Hasta el lof Launache, en Cholchol, acudieron vecinos y dirigentes de diversos puntos del territorio para acompañar el duelo familiar e integrar las actividades espirituales de despedida.
El velorio de la autoridad ancestral se prolongó por 4 días, siguiendo la práctica cultural mapuche para los casos de fallecimiento, especialmente en los decesos de personalidades religiosas, sociales y políticas.
La máxima expresión de apoyo ocurrió el sábado 4 de agosto, jornada del eluwün (funeral) que tuvo intensos momentos de llellipun (rogativas), amüll püllu (envío del espíritu) y la remoción del rewe. Todas estas actividades estuvieron guiadas por una gran cantidad de machis y lonkos.
Posteriormente el cadáver fue trasladado en una carreta hasta el guillatue (espacio ceremonial) donde se realizó otra ceremonia espiritual. En ese lugar, el machi presidía los guillatun.
Finalmente, el cortejo fúnebre se dirigió hasta el cementerio del lof en medio del sonido de instrumentos musicales mapuche.

Tragedia

Javier Reumay Tralma perdió la vida el último día de julio cuando transitaba en la ruta que conecta Cholchol con Nueva Imperial. El trágico hecho sucedió a la altura del puente San Diego cuando perdió el control del automóvil que guiaba e impactó contra un refugio peatonal de cemento.
Algunos transeúntes que circulaban esa tarde socorrieron al machi del vehículo mientras esperaban a los equipos de emergencia, sin embargo, la víctima sufrió un paro cardiorrespiratorio que acabó definitivamente con su vida.
Los habitantes del lof Launache lamentaron la muerte de Reumay, a quien definen como un hombre que supo articular a las familias y comunidades de la zona en torno a la revitalización de las actividades socioculturales mapuche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here