En el contexto del mes de la Solidaridad, la trabajadora social y directora de la Residencia del Hogar de Cristo, Alexandra Inostroza, reflexionó sobre el trabajo que desempeña en Nueva Imperial y las actividades organizadas para recordar al Padre Alberto Hurtado, fundador de la institución.

“He tenido el privilegio de trabajar en muchos lugares y el tema del adulto mayor llega de tal forma que de repente me cuestiono muchas cosas. He visto familias que quieren cuidar y proteger a su adulto mayor en un entorno de pobreza y de vulnerabilidad, como también he visto familias que, teniendo los recursos para cuidar a su adulto mayor, prefieren ingresarlo a un hogar”.

“Entonces veo esos dos contrastes y me pregunto ¿en qué sociedad estamos viviendo? Porque hay familias que en la pobreza quieren cuidar a su adulto mayor y otras que lo único que quieren es deshacerse de ellos”, manifiesta.

Inostroza asumió el cargo directivo en agosto el año pasado y desde esa fecha ha resuelto el ingreso de 9 adultos mayores a la Residencia. “Nuestro objetivo es potenciar la autovalencia del adulto mayor para que no sean dependientes. Se debe acompañar y en este sentido el funcionario del hogar está comprometido, generando vínculos que los llevan a hacer parte de la vida del adulto mayor, pero a la vez es una carga emocional, porque vivimos el duelo cuando un adulto mayor fallece”, señala.

Llamado
La trabajadora social realiza un fuerte llamado a la sociedad local para no eludir la situación que enfrentan las personas desamparadas, especialmente los ancianos. “Llamo a hacer consciencia principalmente a los menores, porque en una persona adulta es muy difícil cambiar los patrones culturales, pero los niños que vienen a visitar el Hogar con actividades y juegos para socializar con los adultos mayores, son los que pueden cambiar esta realidad”, sostiene.

“Hace falta ponerse en el lugar del otro, tener empatía, entender que la residencia del Hogar de Cristo recibe a los que están en total abandono”. “Los invito a visitar el hogar y conozcan su funcionamiento, que se informen”, agregó.
Durante estas semanas la Residencia del Hogar de Cristo recibirá a todos los que deseen interiorizarse acerca de su trabajo y a quienes buscan visitar o acompañar a los adultos mayores.

La directora, destaca además que los propios integrantes de la casa realizarán actividades con la comunidad para fortalecer el vínculo y conocer las realidades que enfrentan “otros pobres de la comuna”.

Al calendario de eventos se suma la misa realizada, en memoria de San Alberto Hurtado, el viernes 17 de agosto en la Parroquia San Miguel Arcángel de Nueva Imperial. A esa ceremonia asistieron los adultos mayores, funcionarios del hogar, voluntarios e instituciones colaborativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here