El abogado y economista carahuino, Henry Leal Bizama (43), titular regional del MOP espera trabajar fuertemente en obras públicas para la región. Leal, excandidato a diputado por la UDI y exconsejero regional se siente agradecido del Presidente Sebastián Piñera por nombrarlo en el cargo y asegura que desde el 11 de marzo trabaja todos los días desde muy temprano y hasta tarde con mucho entusiasmo para avanzar en los temas que afectan a la región y a las comunidades indígenas.  El seremi asegura tener un plan de mejoramiento, en materia de caminos, asfalto y agua potable para las comunas de Toltén, Teodoro Schmidt, Carahue y Puerto Saavedra.

– ¿Cómo fue su transición al cargo de seremi del MOP?

El cargo de Seremi es político, yo represento al ministro de Obras Públicas que son los asesores del Presidente y en la región quien representa políticamente al Gobierno, en obras públicas, es el Seremi; de manera que lo que cambia es que los consejeros- su cargo anterior-  son elegidos por votación popular.

Además, tengo un rol técnico que no solo es proponer, sino que ejecutar.  Por eso, tenemos un presupuesto importante en obras concretas; yo diría que el cargo de Seremi es tan o más político que un consejero regional

– ¿Qué evaluación hace desde que asumió en Obras Públicas?

Primero que la región de La Araucanía tiene la red más grande de caminos en todo Chile: tenemos el 15% de los caminos, 25 mil kilómetros de camino y 1.800 kilómetros de asfalto.  Hay un déficit tremendo, lo mismo en agua potable y hoy las prioridades que hemos definido y que yo creo que no se han abordado son: aumentar kilómetros con asfalto y rebajar en este Gobierno a la mitad el déficit de agua potable. Hoy Tenemos 80 mil personas sin agua y en este Gobierno queremos construir sistemas de agua potable para 40 mil personas, eso quiere decir cerca de 10 mil arranques domiciliarios.

– ¿En qué estado recibió su cartera?

Recibimos un Ministerio con un presupuesto que el 2017 no se ejecutó completamente, también lo recibimos con 90 sumarios administrativos.  Creo que hay déficit sobre todo en vialidad donde hay mucha burocracia y poca agilidad; de pronto pasa un año y no se adjudican los proyectos y ahí tenemos que poner mucha más gestión, más compromiso, acortar los tiempos e impulsar los proyectos.

Recibí la Seremi con un déficit de gestión, también con una lentitud en la ejecución de los proyectos y ahora tenemos un desafío importante de bajar los plazos lo más posible en las licitaciones de proyectos.  Nuestra propuesta es adjudicar un contrato en un plazo máximo de 60 días y no pasen seis u ocho meses como ocurre actualmente.

– ¿Qué avances se han registrado desde que asumió el cargo?

Hemos agilizado muchos proyectos, estamos licitando una cantidad importante de obras para este año; en un plazo de dos meses tenemos que entregar un plan que nos pidió el Presidente, un Plan Araucanía que tenemos que entregar de aquí a dos meses. El intendente también me pidió agilizar el diseño de obra en materia de caminos y de agua potable: tenemos que priorizar qué obras vamos a hacer en agua y en caminos en los próximos cuatro años.

– ¿Cuáles son las prioridades en materia de Obras Públicas para la Costa?

Las prioridades en la costa son: asfalto de caminos rurales, agua potable y también proyectos de comunidades indígenas. Tenemos que avanzar mucho en caminos de tierra, en huella; hay que avanzar por comunas, queremos construir al año 600 kilómetros de caminos en comunidades indígenas: esa la meta que nos hemos propuesto.

Puerto en Nigue

– El 2009 se hablaba de construir un puerto artesanal en Nigue. ¿Por qué cambió la propuesta inicial a una industrial?

Nadie ha dicho dónde se va construir el puerto, lo que se dice es la importancia para la región de contar con un puerto que sea bioceánico donde todas las materias primas o los recursos de la Argentina que quiera salir al Pacífico la podamos sacar desde Chile hacia el Pacifico, porque a Argentina le queda más lejos llevar sus productos a través del Atlántico.

Pero eso es un proyecto de largo plazo, hablamos de diez años más, pero hay que comenzar con los estudios.  Aún no está definido el lugar donde se va construir el puerto, eso lo van a determinar los estudios, puede ser en Toltén, en algún sector de Teodoro Schmidt, Puerto Saavedra o Carahue, eso no está definido, es un proyecto a muy largo plazo.

– De concretarse ¿cuál sería el impacto del mega proyecto para la Costa y la región?

Sería un avance sustancial para la región, porque en un puerto la mano de obra que se demanda es gigante, mucha mano de obra, mucho desarrollo para la región.  Significaría un desarrollo integral en materia de obras públicas, conectividad y empleo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here