Las parroquias de la Diócesis de Temuco, agrupadas en el Decanato de Nueva Imperial, realizaron una junta para exponer el estado de las áreas pastorales y proponer acciones en torno a los objetivos planteados por las propias comunidades para el periodo 2017-2018.

Al encuentro, que tuvo como sede la Parroquia San Miguel Arcángel de Nueva Imperial, asistieron laicos de los consejos pastorales y los párrocos de Nuestra Señora del Carmen (Cholchol), San Pablo (Carahue), San Antonio de Padua (Galvarino) y San José de la Costa (Trovolhue).

La jornada estuvo acompañada por monseñor Héctor Vargas, obispo de Temuco y el padre Rogelio Henríquez, quien es vicario pastoral de la Diócesis.

Exposiciones

En la primera parte, los coordinadores de la acción pastoral católica presentaron el funcionamiento de sus respectivas áreas: pastoral juvenil, pastoral familiar, catequesis, profesores de religión, ministros extraordinarios de la comunión a los enfermos, pastoral social, ITEPA decanal y pastoral mapuche.

Luz Pérez, encargada de la pastoral familiar, realizó un informe con detalles de la organización creada el 2010 en la Parroquia de Galvarino e instituida el 2014 en el Decanato.  Pérez detalló que actualmente existe un equipo integrado por 30 personas.

Sobre los profesores de religión, la hermana Brígida, de la Congregación Franciscana, explicó las diversas actividades efectuadas con los docentes y el esfuerzo por hacer un catastro de profesores que se desempeñan en el Decanato.  La religiosa también confirmó que está pendiente la realización de un taller de prevención de abusos contra menores.

El rol social de la iglesia local también fue relevado en la reunión y se destacó que en 4 de las 5 parroquias existe una pastoral consolidada que organiza la ayuda fraterna.  También hubo referencias al servicio prestado en la cárcel de Nueva Imperial, la atención de enfermos y los proyectos ejecutados con Cáritas y aportes municipales.

Otra área que ocupa un lugar importante para agenda de las parroquias es la pastoral mapuche, creada en junio de 2016.  De ahí que, en la asamblea, la coordinación señaló que se trata de una acción destinada a las familias mapuche, cuya tarea principal es el acompañamiento a las comunidades del campo y a los ancianos que necesitan apoyo cuando los hijos emigran a la ciudad. Otra de las iniciativas impulsadas por esta organización es un proyecto de Cuaresma de Fraternidad que respalda a tres comunidades.

Desafíos

En el tramo final, los asistentes formaron comisiones de trabajo por parroquia para proponer acciones respecto a los acentos pastorales 2017-2018 y los plazos para la ejecución.

Monseñor Héctor Vargas expresó su satisfacción por el desarrollo de la actividad y valoró la actitud de los laicos.  “El Papa Francisco ha dicho que la fe del pueblo santo de Dios ha constituido a través de la historia la inmunidad de la Iglesia.  Por eso, los animo a tener fortaleza y fidelidad a Jesucristo”, señaló.

El obispo pidió, además, recoger los desafíos surgidos en la asamblea con relación al rol de los profesores de religión y la pastoral social.  En este último punto, Vargas alentó a “avanzar a una acción más allá del asistencialismo, poniendo de relieve la necesidad urgente de tener una mejor formación basada en la Doctrina Social de la Iglesia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here