Intervención conjuga una serie de instrumentos que abordan todo el proceso productivo, desde establecer los cultivos hasta la comercialización de los productos.

Son pequeños productores que, con poca tierra,apostaron por diversificar su producción, aprovechando las condiciones agroclimáticas que presenta la región y  los  apoyo productivos que han permitido mejorar sus ingresos y la calidad de vida de sus familias. Es parte de la estrategia de desarrollo que está implementando INDAP, a través de una intervención territorial de proyectos integrados, que conjugan una serie de instrumentos que buscan aumentar la competitividad, desde una mirada integral  que aborda todo el proceso productivo, desde establecer los cultivos hasta la comercialización de los productos.

Los agricultores,Marcela Calderón de la comunas de Gorbea y Carlos Epuñirde Freire, son un ejemplo del modelo de trabajo de diversificación productiva enmarcado Plan Impulso, que ha dado sus primeros frutos, con apoyo en asesoría técnica y comercial, un sistema de financiamiento adecuado, con acceso a riego, el uso de energías renovables, entre otros programas, destacó la directora de INDAP Araucanía, Carolina Meier, durante las visitas prediales.

“Estos agricultores representan el modelo de trabajo que estamos replicando, porque si queremos avanzar hacia un desarrollo productivosustentable, resulta estratégico  implementar una renovación agrícola integrada, que recoja  la realidad económica y social de la pequeña agricultura, que requiere un completo apoyo para la diversificación de su matriz productiva, con nuevas capacidades,un trabajo asociativo, generando oportunidades de acceso a financiamiento, a asesoría técnica tanto para adoptar nuevas tecnologías , como para el trabajo denuevos rubroscomo la fruticultura que presenta un gran potencial de comercialización“ señaló, Carolina Meier.

La pequeña agricultora,Marcela Calderón, del sector el Liuco, se dedica junto a su familia a la producción de hortalizas en un terreno que adquirió a través de CONADI.Es una de las pioneras de su comunidad en innovar con el establecimiento de una especie frutícola.“Hemos ido creciendo con el apoyo de INDAP, tenemos 2 invernaderos con más de 400 metros cuadrados de hortalizas y ahora incorporamos un cuarto de hectáreas de arándanos como complemento a nuestra producción. No creíamos en el Plan Impulso y fuimos los primeros beneficiados, esto un sueño hecho realidad y estamos muy contentos porque nos vienen a comprar  al predio “ señaló. 

Otro emprendimiento exitoso  de proyectos integrados, lo desarrolla el agricultor,Carlos Epuñirdel sector Quepe, que trabaja tres hectáreas productivas de berries con plantaciones de frambuesas, arándanos, maqui, moras y  frutillas.“Fuimos los primeros hace años en comenzar en este rubro. Potenciar este tipo de producciones es un gran apoyo, porque es un rubro rentable. Ahora he podido renovar  las plantas con material genético, para mejorar la calidad y poder ofrecer un buen producto porque el mercado es competitivo“expresó.

Con apoyo de  proyectos de postulación integrada de INDAP , estos agricultores que participan en el programa de Desarrollo Territorial Indígena, PDTI, han consolidado su trabajo con la entrega de incentivos a través del Programa de Desarrollo de Inversiones, PDI, para el establecimiento de los huertos de arándanos y frambuesas,  acceso a una línea especial Frutícola de crédito largo plazo, con años de gracia, además de asesoría técnica especializada y proyectos de  riego tecnificado, programas que han permitido su  diversificación productiva en el marco del  Plan Impulso, iniciativa  que busca aumentar la competitividad a través de la promoción de la inversión pública y privada para mejorar los ingresos de las familias rurales y el desarrollo integral de los territorios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here