Los hechos se desataron al medio día de ayer jueves, se activaron las sirenas de emergencia del Cuerpo de Bomberos dando cuente de incendio. La columna de humos se podía ver a gran distancia, presagiando que el siniestro era de envergadura.

Recibida la llamada en la central telefónica de Bomberos de Nueva Imperial, fue despachada la primera Unidad, en el momento que los voluntarios llegaron al lugar de la emergencia – en la entrada a la vega Traitraico (continuación de calle Prat), a pocos metros de la Avenida O´Higgins –   tanto la mueblería ubicada en la parte posterior del inmueble, como parte de la vivienda, se encontraban en llamas. Viendo la magnitud del fuego, esta primera unidad pidió refuerzos a todas las unidades imperialinas, sumándose un total de veinticinco voluntarios acargo del segundo comandante Jaime Toledo.

Con las tres compañías trabajando en el lugar, luchar contra el fuego, logrando finalmente sofocar las llamas e impedir que el fuego se propagara a viviendas aledañas, como también otros talleres y barracas.

No se registraron lesionados, tanto de la familia propietaria como de trabajadores del taller de la mueblería. Pero si, tres  voluntarios  resultaron con dificultades respiratorias, producto de la inhalación de elementos  tóxicos, tales como pinturas, barniz, existentes en las instalaciones; dichos voluntarios debieron ser trasladados al servicio de la  Urgencia del Hospital Intercultural “quisiera agradecer al director del Hospital de Nuestra Comuna, Cristian Araneda puesto que gestionó  la rápida atención a nuestros voluntarios, como a sí mismo, también agradecer la  buena atención del personal a nuestros voluntarios, fueron atendidos en forma rápida y muy oportuna, si bien es cierto, en primera instancia no se veía grave pero había que prevenir cualquier complicación posterior”  señalo el segundo comandante Jaime Toledo.

También concurrieron al lugar personal de Carabineros de la Cuarta Comisaria, con la finalidad despejar el área para facilitar el trabado.

Las instalaciones que fueron destruidas por las llamas, son de propiedad de Rubén Cantero, en la cual trabajaban aproximadamente siete personas especialistas en muebles, quienes se encontraban laborando en momentos que se inició explosivamente el incendio.

Las llamas, según las primeras indagaciones se originaron en la parte de los talleres, en un primer momento los mismos maestros intentaron combatir el fuego, pero no pudieron, “El fuego se propagó muy rápido” según indicaron. En la mueblería se trabajaba con madera seca y una gran cantidad de solventes y químicos altamente inflamables.

Determinar con certeza la causa de cómo se  inició este incendio, será el trabajo de investigación del Departamento de Estudio Técnico de Bomberos de Nueva Imperial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here