Durante las últimas semanas la agenda política y mediática ha estado marcada por el debate respecto a la disminución de la jornada laboral en nuestro país; una discusión sin duda necesaria y de interés para los miles de chilenos que hoy por ley deben trabajar como tope 45 horas semanales.

Sin embargo, dentro de este análisis no hemos discutido respecto a otros factores que inciden en el tema de fondo o principal objetivo de la iniciativa legal, que se supone son las ventajas que implicaría ésta, y a que aumentaremos la cantidad de tiempo que pasamos con nuestra familia o las horas que dedicamos al ocio y diversión para mejorar estándares de calidad de vida.

Si éste es el fin ¿Porqué no hemos evaluado otros factores de incidencia?.Por ejemplo, la cantidad de tiempo que se destina al traslado desde el lugar de residencia a nuestros puestos de trabajo, sobre todo en grandes urbes como Santiago, ciudad donde de acuerdo a un estudio del Centro de Estudios Públicos (CEP), el 25% de sus habitantes ocupan más de una hora en transporte hacia su trabajo, en tanto un 8% demora más de dos horas en comunas como San Bernardo, Puente Alto, Lampa, La Pintana y Lo Espejo.

Es evidente que los largos tiempos de viaje afectan nuestra calidad de vida, limitando el acceso al uso de servicios, comercio y cultura. Por lo tanto, si buscamos aumentar la cantidad de horas que tenemos libre al día, también debemos incluir los tiempos de traslado, de manera que se vuelve imprescindible conocer las políticas públicas del Ministerio de Transporte a nivel nacional, en torno a reducir esos largos períodos muertos de tiempo que pasamos en la locomoción colectiva.

Otro elemento a considerar dentro del análisis, es la necesidad de planificar y ordenar territorialmente nuestras ciudades, lo quequeda de manifiesto en prácticamente todas las capitales regionales del país, las que deben enfrentar un colapso vial durante las horas punta debido al aumento del parque automotriz de los últimos años.

Es así, como sólo en la intercomuna de Temuco y Padre Las Casas, por ejemplo, circulan más de 100 mil vehículos a diario, de a cuerdo a cifras que maneja la Dirección de Tránsito de la Municipalidad Temuquense. Una situación que supondrá un enorme desafío en los años venideros, ya que se estima que el parque automotriz aumente a una tasa del 4 a 5% cada año.

Finalmente, es bueno incluir en este análisis, la imperiosa urgencia de una descentralización administrativa y económica no sólo a nivel nacional, sino que en cada uno de los territorios, donde las capitales regionales acaparan la mayoría de los servicios, así como también la oferta laboral, lo que implica el traslado y larga espera en la locomoción colectiva para quienes se movilizan desde otras comunas más pequeñas.

La evaluación de estos factores de manera conjunta pueden hacer que la discusión respecto a la disminución de la jornada laboral no sea sólo en torno a un proyecto u otro, sino que también respecto a diversas fórmulas que permitan un mejor uso de nuestras horas libres para poder tener una vida familiar más plena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here