Álvaro Osorio Muñoz, ex Gendarme y conocido vecino de Nueva Imperial, la mañana del sábado realizaba junto a su familia, un pase que habían planificado para conocer el litoral de la octava región. Los seis integrantes de la familia de Osorio Muñoz, esperaban conocer  Lebu y sus alrededores.

Ya habían pasado Tirúa y estaban por llegar a Quidico, cuando se sucintan los hechos, “Se dio la posibilidad de irnos a conocer las playas de Lebu, por la carretera de Tirúa – Cañete. Íbamos en una van blanca, Sangyong, viajábamos 6 personas, mi grupo familiar; los dos más chicos en el lado posterior”.

Continua el relato Álvaro Osorio “hicimos una escala en Tirúa, esto fue a las 11,50 de la mañana del día sábado, un kilómetro antes de llegar a la localidad Quidico hay una cuesta una pendiente (subida y bajada), veníamos detrás de un camión, que nos pareció raro que fuera tan lento, pero nos dio el paso ya que iba muy lento. Al darnos el paso lo adelantamos, había unos palos en la carretera, en ese momento sentimos dos estruendo de disparo de escopeta. Primero no sabíamos que había pasado, con el segundo disparo nos dimos cuenta que nos estaban atacando,  y digo a mis niños que se protejan, indicándoles que se tiren al suelo con mi señora.  Aceleré raudamente, escapando del lugar”.

Con esta fuerte emoción, Álvaro Osorio, solo atinó a poner a su familia a resguardo, al cabo de un momento decidió detener el vehículo para saber cómo le había afectado y que le había pasado.

Continua el relato de los hechos Osorio Muñoz “Unos 100 metros más adelante me detuve para ver que pasó, ahí puede ver las marcas de perdigones en el  parachoques, focos y en la puerta trasera. Si los disparos de la escopeta hubiese sido unos 30 cms más arriba, la luneta se hubiese roto y mis hijos – seguro – hubieran sido herido; Si la luneta se rompe, les llega a mis hijos de 10 y 12 años”.

Luego Álvaro Osorio junto a su familia se dirigieron al Reten de Carabineros que hay en las cercanías del lugar, para realizar la respectiva denuncia de que fueron atacados. El afectado nos señala que el Reten estaba a no más de  500 metros del lugar del atentado. “Ellos nos decían que mucho no podían hacer, me llamó mucho la atención esto, más que dejar la constancia no se hizo nada” indica Osorio.

“Creo que el Estado, por medio de Carabineros, no garantizó el poder desplazarse en forma segura en el sector. “Se puede demandar al Estado, ya que Carabineros, lo único que hizo fue tomar mi declaración, ni antes ni después se realizó nada y sabiendo que se seguían realizando disparos” declara en forma enfática y molesto el ex Gendarme.

Finalmente, el denunciante señala “los que hacían estos disparos, lo hacían en forma cobarde y en forma infraganti. Quiero hacer un llamado a las personas, que quieran pasear por estos sectores, que tengan cuidado con la zona de conflicto, no va haber policía que esté preparada para un problema mayor,  Carabineros está sobrepasado en los lugares de conflicto”, concluyó Álvaro Osorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here