En palabras de su directora Rocío Chávez, el personaje principal de “Pelokëlan” es la isla, la que hace que se encuentren los protagonistas: Óscar (Jaime Ormeñeca) y Lorenzo (Joel Maripil), el primero un cuidador de un predio forestal y el segundo un mapuche que se resiste a abandonar su territorio y con quien entabla una mágica amistad que lo hará dudar de sus obligaciones con la Forestal Sierra Verde.

Rocío Chávez Señala: “Si bien la película es de temática mapuche, yo no soy mapuche y tampoco me quiero apropiar de eso. Siempre con una mirada respetuosa y externa”. Para ayudarse, nutrió el guión de conversaciones sostenidas en la Isla con Lorenzo Aillapan, amigo de la familia Chávez. “Don Lorenzo me ayudó con palabras y conceptos que las tenía muy de la mirada winka y las fui internalizando más”.

Tras la función, Rocío compartió una de sus inquietudes por el público infantil presente: “Esta es una película que no está pensada para niños. Entonces, creí que en algún minuto se iban a parar y se iban a ir. Claro, algunos lo hicieron, pero la mayoría se quedó concentrados y eso para mí significa que la película llama la atención”, destacó el logro, considerando que la película tiene una duración de 1 hora 5 minutos.

Otra persona que manifestó su alegría tras la exhibición fue el comunicador Julio Chehuin, quien destacó que la película “logra que la gente se empodere, que sienta la cercanía. Ver sus territorios en una pantalla es algo que alegra a la gente. Por otro lado, permite que los niños se motiven para dedicarse al trabajo audiovisual”, señaló el también encargado de la Biblioteca Ruca Raqui quien también fue parte del elenco.

Por su parte, la kimche Sofía Huenchocoy se mostró orgullosa de formar parte de Isla Huapi al ver el trabajo realizado: “Espero que la gente de la Isla cuide lo que tiene, su cosmovisión mapuche. La película es un mensaje para ellos: a veces llega gente de afuera que no valora, que no respeta. Ahí es donde ellos deben estar para decir; no, aquí se respeta porque vivimos de esta manera en las comunidades”. Tras la muestra, Rocío le dedicó unas palabras de agradecimiento por confiar y abrir su ruka para ser usada como locación, además del kimün (sabiduría) otorgado en todo el proceso.

El futuro de la película proyectado por Rocío consiste en mostrarla en festivales nacionales e internacionales, después en circuito de salas alternativas y posteriormente “sacar copias en dvd y blu ray para dejar en las escuelas de acá (Isla Huapi) para que sea un objeto de estudio y entretención para la gente”, manifestó como señal de agradecimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here