Un saldo de tres máquinas destruidas dejó un nuevo atentado incendiario perpetrado en la madrugada del día viernes, siendo afectada en la ocasión una empresa extracción de áridos que trabaja en las riberas del Río Cautín, frente al kilómetro 21, de la ruta que une Labranza con la comuna de Nueva Imperial.

La información fue confirmada por el, subcomisario de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (Bipe) de la PDI Temuco Sergio Arcon, quien precisó que en el lugar fueron hallados panfletos alusivos a la causa mapuche.

Las máquinas destruidas corresponden a dos cargadores frontales y una retroexcavadora, que eran utilizadas en la extracción de áridos, además el fuego se propago hacia unas dependencias que eran utilizadas como como oficinas de la empresa. Las pérdidas que superan los 160 millones de pesos, y según la empresa, no hay seguros comprometidos.

En el lugar del siniestro trabajó personal del Laboratorio de Criminalística de la PDI, para determinar la causa y el origen del siniestro.

El siniestro ocurrió aproximadamente a las 2:00 horas de la madrugada del viernes y afectó a la empresa Jepp Ltda., empresa del rubro de los áridos.  Conocido  el hecho el ministerio público solicitó medidas de protección policial para el lugar, con rondas  periódicas por parte del personal de Carabineros en el lugar de los  hechos.

El Gobernador de la provincia Cautín Richard Caifal,  acudió al lugar y señaló “20 trabajadores quedan sin trabajo, familias que están a la espera de la decisión de los dueños, es realmente dramático», comentó la autoridad provincial.

«La violencia realmente es repudiable, dejan sin su fuente laboral a muchas familias, es por eso que el Gobierno se comprometió a apoyar a las víctimas. Rechazamos los actos vandálicos que destruyan y que no contribuyen a un ambiente de diálogo y de más democracia», agregó Caifal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here