El próximo 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua, instaurada por la Asamblea General de las Naciones Unidas tras la conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo realizada en Rio de Janeiro el año 1992.  La medida pretende llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos de agua dulce.

Al respecto “El Informador” dialogó con Millaray Painemal, integrante de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (ANAMURI) y con el consejero regional, Daniel Sandoval.

La dirigente mapuche asegura que “en la actualidad son numerosas las comunidad mapuche del sur del país que están sufriendo la escasez de agua, un elemento básico para el consumo familiar, la sobrevivencia de plantas y de los animales.  En ese sentido, Painemal declara que uno de los principales responsables de la falta de agua y de la sequía de esteros y vertientes son las empresas forestales.  “A partir de la década de los ochenta comenzaron a expandirse en el territorio mapuche las plantaciones de pinos y eucaliptus. Esto se realizó con el apoyo del Estado a través del llamado decreto 701 promulgado el año 1978 durante la dictadura militar de Pinochet y que aún sigue vigente a pesar de la presión de las organizaciones del mundo rural y campesino para su derogación”, asegura.

“Hoy en día son numerosas las comunidades que se encuentran rodeadas por estas plantaciones exóticas que han provocado la desaparición de especies nativas como el maqui, el boldo, el canelo entre otras especies. Esta situación ha repercutido fundamentalmente en las mujeres, encarnado en el rol de las machi, encargadas de la sanación tanto física como espiritual del pueblo mapuche”.

Millaray Painemal  señala que en la actualidad “es urgente que la sociedad chilena y la mapuche hagan una causa común por el derecho al agua, elemento vital de vida. En tanto, las mujeres mapuche seguiremos invocando a los espíritus del agua para que retornen con fuerza y nos ayuden a seguir viviendo en nuestros territorios”, concluye.

Nueva cultura del agua

Por su parte el consejero, Daniel Sandoval afirma que el Día Mundial del Agua “es un momento propicio para reflexionar respecto a la realidad regional y al déficit hídrico que tenemos con este recurso.  Años atrás teníamos una mirada distinta respecto a los abusos sobre el recurso y hoy nos estamos dando cuenta que este no es un recurso ilimitado, sino que tiene una situación crítica y en ese contexto tenemos que hacer esfuerzos desde el Gobierno Regional, también con la sociedad civil para llegar con los proyectos de agua potable rural a los cerca de 80 mil habitantes de la región que todavía no tienen este recurso”.

Sandoval destaca la necesidad de generar una nueva cultura del agua.  “Tenemos que ver también cómo en las comunas y en los territorios urbanos, como Temuco, Padre Las Casas, Imperial, Villarrica y Angol podamos construir una nueva cultura del agua. Es decir, no derrocharla, por lo tanto, es importante ver cómo generamos consciencia del uso del agua, cada vez más restringida y de manera conservada para proyectarla hacia el futuro, pero también ver desde el mundo legislativo como también se le hace una reforma al Código de Aguas.

Sobre la situación de las empresas forestales, sindicadas como las principales responsables de la escasez del vital elemento, el Core, asegura que “Ahí hay una tarea, el daño ya está hecho, hoy día hay una tremenda crisis y tenemos que ver cómo cambiamos esta relación de aquí para adelante.  Muchos han sido drásticos respecto a las forestales y hay muchos eslóganes respecto al tema, yo creo que hay que ser responsables, muchos hablan de que las forestales tienen que retirarse, pero yo creo que tenemos que rayarle más la cancha y ahí está el desafío”, finaliza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here