A 15 kilómetros aproximadamente de la comuna de Nueva Imperial por la ruta S-448 se ubica la comunidad indígena Painen; allí en una pequeña sede comunitaria se levantó un proyecto de Fondo de Protección Ambiental de instalación de módulo de sistema solar térmico demostrativo para la provisión de agua caliente.

Hasta ese sector llegó la seremi de Medio Ambiente, Paula Castillo acompañada del subdirector de CONADI, Marcelo Huenchuñir y de los profesionales del departamento de Gestión Ambiental de la municipalidad de Nueva Imperial para ver en terreno la implementación de la iniciativa denominada: “aprovechando la energía limpia del sol para calentar nuestras aguas”.

Durante la visita, Veronica Curihuinca, integrante de la comunidad Painen manifestó a las autoridades que son alrededor de 12 familias que se reúnen en la sede social para desarrollar diversas actividades durante el año, por lo que están muy contentas con el resultado del proyecto. 

“Nos va a ser muy útil en el sentido de que nos reunimos acá con mujeres de la tercera edad, muchas de ellas tienen problemas en las manos, con artritis y el frío. Sinceramente, para las personas que viven acá en el campo es una novedad; ellos nunca imaginaron que la luz solar podía aportar a la ecología y al hogar, dándoles agua caliente para lavar la loza e incluso tomar algún líquido calientito”.

En esa línea, la seremi de Medio Ambiente de La Araucanía, Paula Castillo destacó que “sabemos que para nuestros pueblos originarios la convivencia respetuosa con el medio ambiente es fundamental dentro de su cultura y precisamente, el Fondo de Protección Ambiental promueve el desarrollo de iniciativas sustentables con énfasis en la educación ambiental y este proyecto precisamente, es una iniciativa demostrativa que nos muestra cómo podemos  utilizar correctamente nuestros recursos naturales a través de las energías renovables no convencional, que para este proyecto en particular, viene a solucionar además, un problema doméstico como es la provisión de agua caliente”. 

Para la ejecución del proyecto, la comunidad se adjudicó un monto de 4 millones de pesos del Fondo de Protección Ambiental financiado a través del Convenio con CONADI, principales aliados para el financiamiento de iniciativas de comunidades indígenas, y que contribuyen al aumento en la producción de energía sustentable y también mitigan el efecto del cambio climático.

Finalmente, Marcelo Huenchuñir, subdirector de CONADI señaló que “estamos muy orgullosos de ver cómo esta relación entre la comunidad Painen, el municipio que también ayudó con sus funcionarios, la SEREMI de Medio Ambiente y CONADI pone a disposición recursos para  realizar la instalación de paneles fotovoltaicos, que ayudan a mejorar la calidad de vida de toda una comunidad”. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here