El día viernes 20 de abril, 34 estudiantes del 5°B de la escuela Alejandro Gorostiaga, acompañados de su profesora jefe Gabriela Maldonado, docentes, asistentes de la educación, padres y apoderados, tuvieron la oportunidad de bajar a las profundidades de la Tierra a conocer la mina El Chiflón del Diablo, en la ciudad de Lota. Después de un viaje de más de 5 horas, estos estudiantes pudieron revivir el pasado minero del carbón, del que habían conocido hasta el momento sólo por las páginas del libro Subterra, del escritor Baldomero Lillo.

Junto con aprender más sobre esta importante actividad económica, conocieron la arquitectura de la zona y su entorno cultural. Más allá de estos conocimientos, los estudiantes pudieron afianzar los lazos de convivencia, fortalecer sus valores y apoyar el logro de sus competencias futuras.

Dentro de la mina, los estudiantes pudieron conocer la famosa pulpería, las casas y habitaciones de la época y vivir la experiencia de bajar a 850 metros de profundidad, equipados con casco, linternas y equipos de seguridad. Un ex minero fue el responsable de guiarlos por dentro del Chiflón del Diablo, mientras iba narrando las condiciones en que debían trabajar, a veces alcanzando hasta 12 horas de ardua labor. El guía hizo hincapié en la oportunidad de los estudiantes de poder educarse, ya que en aquella época muchos niños eran obligados a trabajar en la mina para ayudar a sus familias.

Luego de un reparador almuerzo con vista al mar, los estudiantes continuaron su gira pedagógica en el Museo de Lota y en el Parque Cousiño, en donde pudieron entrar en contacto con la naturaleza y con la historia de esta importante familia de la zona.

Esta gira de estudios es la primera de ocho que están contempladas a lo largo del año, en donde a través de visitas a la playa, museos, Parques Nacionales, se busca que los alumnos y alumnas puedan desarrollar competencias que les servirán en todos los ámbitos de su vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here