uego del recorrido que el jueves 21 y viernes 22 de junio hizo el alcalde Manuel Salas por diversas escuelas rurales públicas, la semana pasada continuó con ese proceso, completando también visitas a escuela urbanas.

Como ha señalado en cada recorrido el propio alcalde Salas, el sentido de las visitas es para agradecer a las comunidades educativas, docentes directivos, profesores, educadores, alumnos, padres y apoderados, con motivo de la próxima entrada en vigencia de la nueva educación pública, traspasando las escuelas municipales de la comuna al Servicio Local de Educación Costa Araucanía.

En el caso de las visitas de esta semana, se consideran encuentros el día lunes 25 en la Escuela El Roble del sector San José y en la Escuela Lifko Manzanal. Para el lunes por la tarde, el líder comunal junto al DAEM Víctor Beltrán llegaron hasta la Escuela República, donde fueron recibidos por su director Fernando Valenzuela Erices, compartiendo luego una recepción con docentes, alumnos y apoderados del establecimiento.

En la oportunidad, el alcalde Salas recordó lo que han sido estos casi 39 de educación municipalizada en la comuna, así como los últimos 22 años en que a él le correspondió la administración de la educación pública en Nueva Imperial.

El martes 26, la primera visita fue al Centro de Cumplimiento Penitenciario de Nueva Imperial, donde funciona la Escuela Federico García Lorca, que está cargo de los docentes Ignacio Zúñiga Neculqueo y Jaime Rubilar González, entregando educación de enseñanza básica y media a unos 60 internos. Más tarde, la visita fue a la Escuela Santa María de Boroa, donde el alcalde Salas y el DAEM Víctor Beltrán compartieron con la encargada del establecimiento, Mariela Torres, así como docentes, personal de apoyo y alumnos.

Escuela Públicas Juan XXIII y Alejandro Gorostiaga
Las escuelas Juan XXIII y Alejandro Gorostiaga Orrego, fueron los establecimientos educacionales que el alcalde Manuel Salas visitó la tarde del martes 26. En ambos encuentros, el líder comunal destacó el compromiso de sus docentes y personal de apoyo, que trabajan día a día por entregar una mejor educación a nuestras niñas y niños, en su gran mayoría provenientes de familias vulnerables de la comuna.

En la Escuela Municipal Juan XXIII, un grupo de alumnas ofreció a los presentes un hermoso número artístico, mientras que en la Escuela Alejandro Gorostiaga la comunidad educativa entregó recuerdos al alcalde.

Finalmente, el miércoles 27, el jefe comunal imperialino visitó la última escuela rural que le quedaba en su calendario. Así fue como junto al DAEM, Víctor Beltrán, llegó hasta la Escuela El Crucero del sector Ragnintuleufu, donde recibió el afecto de la profesora encargada, Jovita Millar, así como profesores, personal asistente, padres y apoderados y por cierto de los alumnos.

En la ocasión, el alcalde Salas recordó el trabajo que durante los últimos años se ha realizado junto a la comunidad educativa del sector para recuperar una escuela que vivió momentos difíciles, y hoy es un ejemplo de calidad de la educación pública para la comuna.

En todas sus visitas, junto con reiterar su compromiso con la educación pública de calidad, el alcalde Manuel Salas invitó a las comunidades educativas a cuidar y mantener sus escuelas que le dan un mayor sentido de pertenencia a cada sector.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here