La secretaria regional ministerial de la Mujer y la Equidad de Género (MinMujeryEG), Sara Suazo Suazo, analiza con El Informador los desafíos que ha enfrentado al mando de la repartición y el dramático escenario que aqueja a mujeres víctimas de la violencia machista. 

Suazo expresa su preocupación por el femicidio frustrado ocurrido días atrás en Trovolhue y detalla las medidas implementadas desde el organismo para frenar esas conductas.

– ¿Cómo evalúa su gestión a casi un año de haber asumido el cargo?

Más que mi gestión lo principal es que el público, en este caso la mujer, tenga la impresión del trabajo que hemos hecho. Hemos dado todo y fundamentalmente en dos áreas que nos ha solicitado el Presidente Piñera por intermedio de la ministra Isabel Plá, que son emprendimiento y tolerancia cero a la violencia contra las mujeres.

En el ámbito de emprendimiento hemos estado firmando convenios de colaboración con las comunas para ayudarlas a comercializar, porque en los conversatorios siempre se quejan de que no hay comercialización.  Así que este año partimos con una puesta en marcha donde las mujeres transan sus productos en el outlet Easton de Temuco de viernes a domingo.

– ¿Y la lucha contra la violencia de género?

En eso hay tolerancia cero. El Presidente Piñera tiene una agenda de su programa de Gobierno dedicada a las mujeres con distintos énfasis.

Por eso, muchos de los proyectos de ley han ido al Congreso y nos ha ido bien. Por ejemplo, el de las segundas nupcias que está aprobado, al igual que el amamantamiento.  Tenemos la ley, que aún no ha sido discutida, de cómo tipificar la violencia en el pololeo, porque lamentablemente tenemos cifras que no son alentadoras.

-A pesar de todas las campañas de sensibilización no ha cesado la violencia machista

Vivimos en una cultura tremendamente machista donde no se permite que las mujeres seamos libres.  Quieren que las mujeres sean propiedad de un hombre, ya sea en el pololeo, pareja, conviviente, marido, mujer y eso ha ido cambiando; hay mucho por hacer.

Estamos llegando a toda La Araucanía con el mensaje de este cambio cultural, por eso estuvimos en Trovolhue en un puerta a puerta para hacer prevención de la violencia, porque lamentablemente tuvimos un homicidio consumado el año pasado y uno frustrado a comienzos de este año. La gente tiene que estar informada y saber que hay fonos como el 800 104 008 que pueden ayudar.

– ¿Qué llamado les hace a las mujeres que son víctimas de los maltratos?

Lo primero es pedirles que denuncien, porque debemos contar con estadísticas para poder modificar leyes o hacer una ley que sea mucho más firme.

El llamado a los hombres es que entiendan los sentimientos de amor, porque cuando un agresor cree amar a una mujer piensa: ‘o está conmigo o está muerta’ y eso es lo que tenemos que cambiar. Las mujeres no somos propiedad de nadie, las mujeres somos un ser humano respetado como debe ser cualquier ser humano.

Hoy en el mundo rural hay un machismo muy grande, en los pueblos pequeños también, uno escucha ‘debería haberla matado, porque es una vergüenza de que lo haya engañado’.  Nada justifica la muerte de una mujer.

En el cambio cultural es necesario tener corresponsabilidad, porque muchas veces los hombres dicen ‘le pegué, porque me miró mal, le pegué porque llegué a almorzar y no había comida, le pegué porque miró a otro, yo la trato como quiero porque es mi mujer’.  Esa pobre mujer que no denuncia dice ‘me lo merezco, lo miré mal, es que no le serví el almuerzo, por eso merezco que me peguen’ ¡Nadie merece que le peguen!

– ¿Cuáles son las ayudas concretas que otorga el MinMujeryEG?

Existen los centros de la mujer y uno de los nueve centros está en Nueva Imperial, pero además tenemos cuatro casas de acogida. Cuando está en riesgo la vida de las mujeres un tribunal puede sacarlas de sus hogares, pues no basta simplemente con una cautelar de no acercamiento, porque el agresor se acerca. Hemos tenido femicidios donde existió cautelar, pero estos hombres vuelven y matan a la mujer.

Por eso tenemos las casas de acogida donde pueden estar las mujeres con sus hijos y el agresor no va a saber en qué casas de acogida está. No porque sea de Imperial va a ir a Temuco, sino cualquier casa de acogida del país la puede acoger.

De ahí que es importante denunciar y en los centros de la mujer tenemos abogados, sicólogos y muchos profesionales dispuestos a apoyar.

– ¿Los testigos de una agresión que callan también son cómplices?

Así es. Y eso es lo que tenemos que evitar, ser cómplices de la violencia. Reitero el llamado a denunciar y no caer en costumbres o mitos que dicen ‘no es bueno meterse en peleas de casados para no quedar mal’, pero yo le hago el llamado a usted señor o señora que no quiere quedar mal a evitar que su vecina sea asesinada y que los hijos queden huérfanos. No queremos que después se lamenten, queremos que la sociedad sea parte activa, tiene que meterse, hay que meterse, ningún hombre tiene el derecho de ejercer violencia contra las mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here