Probablemente, sexo no es lo primero en la mente de una mujer durante su post-parto. Esto es totalmente entendible, ya que tiene un millón de otras cosas en las que pensar.

Muchas mujeres consultan si hay un tiempo adecuado de espera antes de intentar retomar la sexualidad con la pareja, pero esta pregunta muchas veces va motivada por el miedo al dolor o la presión de la pareja, más que por el deseo sexual.

Algunas de estas mujeres durante el post-parto experimentan disminución del deseo sexual que puede ser causada por diferentes factores como: cansancio, falta de sueño, atención focalizada en el recién nacido, cambios hormonales, miedo al dolor, dudas sobre el desempeño sexual, autoestima, etc. El temor al dolor puede estar relacionado con la experiencia del parto y post-parto inmediato, como consecuencia de la episiotomía y/o la falta de lubricación vaginal, ocasionada por el bajo nivel de estrógenos (hormona femenina).

Las dudas sobre el desempeño sexual, están relacionadas con el miedo que tienen algunas mujeres a no poder volver a excitarse o si su vagina habrá cambiado e incluso si en el caso de relaciones penetrativas, recibirá la penetración igual que antes y si su pareja lograra la misma satisfacción. La baja autoestima puede estar relacionada con los cambios que ha tenido su cuerpo durante el embarazo, el aumento de peso, el aumento del volumen de las mamas y la producción de leche, etc.

¿Cómo enfrentar estos miedos y dificultades? dependerá del deseo de cada mujer a buscar mejoras, muchas no estarán interesadas en la actividad sexual hasta más avanzado su post-parto y otras querrán retomarlas lo antes posible, pero podrían tener temor de decirlo, para no ser juzgadas.

Primero que todo, hay que comprender que la sexualidad no es solo sexo. Para comenzar a retomar la dinámica de pareja, hay que partir por establecer espacios de pareja, pasar tiempo juntos sin el bebé, aunque sean solo unos minutos al día, esto servirá para reconectar como pareja fuera de la crianza. También es importante compartir los temores con tu pareja, esto puede ayudar a que juntos busquen soluciones, si sientes que la lubricación es baja, pueden ayudarse con un lubricante (idealmente a base de agua o silicona), si tienes miedo a la penetración, pueden partir por probar otras cosas, como sexo oral, masajes, masturbación mutua, caricias o lo que te haga sentir bien. Si el dolor continúa o tienes otros síntomas y signos que van más allá de solo el desinterés en la sexualidad, como fatiga constante, pérdida de apetito y/o pérdida de interés por cosas que antes te gustaban, no olvides consultar con tu matrona, ya que puedes estar cursando una depresión post-parto ella te orientará y/o derivará con el profesional más idóneo para ayudarte. Además el temor de algunas mujeres, también está motivado por el miedo a un nuevo embarazo, siendo tan reciente la experiencia del primero, por esto es importante que a los 40 días post-parto, si lo deseas, acudas con tu matrona para iniciar un método anticonceptivo de tu preferencia.

Entonces ¿Cuándo es tiempo para retomar mi sexualidad? No hay un tiempo específico, esto dependerá de cada mujer y de cada pareja. Recuerda que lo importante es que tú te sientas cómoda, que te quieras a ti misma, que conozcas tu cuerpo y sepas que te hace disfrutar y querer sentir placer sola o junto a tu pareja.  Recuerda que para querer hay que quererte, y eso puede ayudar mucho a mantener viva la pasión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here