Con el avance a la fase cuatro del Plan de Desconfinamiento se instala la discusión con respecto al retorno a clases, uno de los tantos desafíos en los que hay que trabajar en esta nueva normalidad y que inevitablemente genera dudas. Si bien desde el Ministerio de Educación se trabaja el Plan  Retorno, la tendencia a nivel nacional y también compartida por los alcaldes de La Araucanía es que el retorno debe darse cuando las condiciones sanitarias estén garantizadas.

“Para los alcaldes y también familias lo más importante es la salud. Hoy más que nunca debemos ser cautelosos y retomar gradualmente porque existe muchas brechas, por lo tanto, creemos que lo más sensato es prepararnos para la reapertura de colegios para el próximo año. Siempre y cuando los indicadores de salud sean favorable”, comentó el presidente de AMRA.

Si bien desde el Mineduc se anunció la entrega de mascarillas,  kits sanitarios, escudos faciales y estímulos a los establecimientos que opten por volver este año, se requiere un trabajo que contemple por ejemplo medidas de prevención en el transporte, mejorar el acceso a internet en las zonas rurales y acciones que permitan disminuir brechas entre la educación pública y privada. En definitiva todas las dimensiones relacionadas a el proceso educativo. Un modelo de gestión y comunicación  que refuerce la prevención, que instaure nuevas prácticas, garantice las condiciones de cuidado, y  que de confianza a las familias.

Lo próximo es explorar las posibilidades de adecuación en cuanto a infraestructura, adaptaciones de los espacios comunes, e incorporar implementos de higiene que serán de uso cotidiano durante los siguientes años o por lo menos hasta contar con la anhelada vacuna. “Creemos que volver a clases presenciales es un riesgo enorme y que no pueden correr los alumnos y las familias. Los alcaldes estamos en desacuerdo con la vuelta a clases, hasta que estén las garantías mínimas, los respectivos protocolos, medidas de protección y prevención para dar confianza”, señaló el presidente de AMRA.

Finalmente, en cuanto a la reapertura de los colegios las autoridades locales están pendiente de cómo evoluciona en retorno en otros países, en ese sentido la disciplina ha sido fundamental, pero también hay casos donde  se ha retrocedido y ocasionado rebrotes. A nivel local algunos alcaldes han estado trabajando diálogos, conversaciones y encuestas con las familias y de ese proceso comunicacional y ejercicio de escucha se desprende que el trabajo debe ser más profundo y no solo adecuar infraestructura, por lo tanto, aún no es el momento adecuado para retornar a clases presenciales en La Araucanía, tanto por parte de establecimientos públicos como privados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here