Es un hecho de la historia que Ferrocarriles tuvo un gran impacto en la joven ciudad de Nueva Imperial. Hoy solo quedan recuerdo de la pasada del tren a la zona costera, los adultos de hoy fueron niños que crecieron con el ruido de la locomotora, incluso los más ancianos, lo recuerdan. Cuando ya nunca más lo verán pasar; aun así, se niega retirase de la memoria de los habitantes de esos años.

La llegada de Ferrocarriles a la comuna trajo un de los mayores adelantos deprincipios del S XX, fue parte del crecimiento, puesto que los agricultores de la zona requerían de un medio de transporte para que sus productos puedan salir de la zona. Así se comienza a gestar el ramal ferroviario Temuco – Carahue. En Nueva Imperial, el inventor don Enrique Wagner, hace un trazado que pasando por Nueva Imperial, Carahue, terminaba (el proyecto) en Nehuentúe, el puerto de Cautín.

El 5 de noviembre de 1900, don Pedro Alessandri se adjudica las propuestas para construir la vía ferroviaria de la costa. El tendido de rieles entre Temuco y Nueva Imperial, no ofrece mayores dificultades, por lo que se establece las estaciones de Labranza, para seguir a  la comuna con una estación en Boroa, para llegar a Nueva  Imperial: Posteriormente se continuó con la  estación de Ranquilco y finalmente Carahue. Fue así como el ramal de Temuco a Nueva Imperial y Carahue, logrando, de esta manera, concretar un gran sueño.

Con la llegada del Tren a Nueva a Imperial, aumenta aún más las posibilidades de comercio dentro del territorio. Casi todo el comercio de la época contaba con sus propias bodegas, donde compraban productos a los pequeños campesinos. Comienzan a ser famosa las casa Suárez, entre otras.

Dentro del comercio el máximo logro o el cambio significativo del tren fue la posibilidad de exportar no solo a nivel nacional si no al extranjero.

La ciudad comenzó a movilizarse y a concentrar el comercio hacia donde se ubicaba la línea ferroviaria y obviamente su estación.

El tren llega a Carahue el 30 de julio de 1909. Se logra finalmente instalar el tren a la zona de la costa de La Araucanía

Antes del Ferrocarril, para viajar entre Nueva Imperial y Temuco el medio más rápido que era el caballo, demorándose un par de horas, con la llegada del tren los habitantes demoraban en llegar a Temuco, tan solo en cuarenta minutos. El tren en Nueva Imperial y la costa corrió hasta la década del setenta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here