El glorioso Barrio Coilaco, que colinda con las tierras del Traitraiko, data sobre los 100 años, este barrio fue muy popular, ubicado en la manzana comprendido, de Avenida República, General Urrutia, Avenida Bernardo O´Higgins, y la Calle Coilaco paralela a la última avenida señalada.

 En sus inicios del barrio fueron muy pocos los habitantes, que a medida que fueron pasando los años, llegaron más pobladores, el barrio se caracterizó, por las cocinerías, y cantinas , lo que cuentan los  antiguos habitantes, que con la llegada del molino La Esperanza de la Familia Gómez en la esquina de Calle Coilaco, luego del molino San Carlos, empresas  molineras  pioneras en la comuna, y que atendían a  los productores de trigo de la zona sur de la Imperial, los que llegaban a diario  en carreta, que  se extendían  hasta República, y todo Coilaco. 

Con esto aumentaron las emprendedoras de las cocinerías, quienes atendían a sus clientes con dedicación familiar, y obviamente también aumentaron las cantinas. Los antiguos habitante cuenta que la calle  parecía un verdadero pueblo del oeste, puesto que los caballos amarrados en la típica vara, era casi en toda la cuadra. 

“Mi padre le puso al molino La  Esperanza, claro con la esperanza de sacar a su familias adelante, pero luego fue conocido como el molino del ‘samba’, así le decían a mi padres, por él pelo zambo, y más  o menos le habló de los años 60; en esos años los campesinos llegaban en  carreta, que se amanecían para hacer su harinita pal año, en esos tiempos el campesino  molía para el año, eso ya cambió, al menos  nosotros del año 2000, ofrecimos el servicio de chancado,  que sirve  solamente de alimento para animales, el barrio fue famoso en esos tiempo por las cantinas” Señaló Gustavo Gómez heredado del patriarca de los Gómez .

Un poco más al norte por la Avenida República se encontraba el Molino San Carlo de propiedad de Dan Carlo Haverbeek , este último ya  no se encuentra en funcionamiento, pero que en su  tiempo, también fue importante para el crecimiento del barrio, “este molino lo remató mi padre en Toltén a unos turcos, mi padre era oriundo de Valdivia,  se vino para  Imperial en el año 60, este molino colinda con la quinta de Los Aller, hasta Don  Malla   Valenzuela, hoy está el mall de Suarez y el estacionamiento del supermercado Lily” señaló su hijo.

Cuando han trascurrido sobre los 100 años del barrio, se pueden apreciar las antiguas casonas de material ligero que contrastan con la modernidad del Barrio, que en su tiempo también tuvo un establecimiento educacional, casona que aún se mantiene en pie en señal de gloria, de haber cumplido un rol importante, en la formaciones educacional de muchos  alumnos del sector del glorioso Barrio Coilaco, como Escuela Nro 3,  barrio de las familias, Farías, Arias, Urrutia y los Salas entre otros, señalar que el actual alcalde de la comuna Manuel Salas; se crio, creció  y aún vive en el barrio.   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here