Con hondo pesar, nos enteramos de la triste noticia, de la repentina partida de quien fuera un colaborar por años en el equipo de trabajo del Diario El Informador.

A la edad de los 42 años falleció “el rucio”, la congoja de quienes lo conocieron y compartieron en su vida, fue total.  Christian Díaz Mardones, siempre con la talla a flor de piel, buen conversador amenizando y haciendo el trabajo más entretenido.

Últimamente se encontraba trabajando en el Colegio Antü Rayen, de Nueva Imperial, y apoyando a su pareja en el negocio de fotografía.

El rucio  fue traslado grave por su pareja Claudia Suazo al Hospital Intercultural de Nueva Imperial,  donde recibió la atención del facultativo de turno, quien luego de evaluación médica el  diagnostico fue Aneurisma Cerebral, a pesar de todo el esfuerzo   médicos, fue operado dos veces, pero la  gravedad  de su condición no fue posible hacer más, diagnosticándose muerte cerebral.

Próximo a cumplir 43 años, el  próximo 14 de diciembre, Christian” Willy” Díaz partió de este mundo con un acto sublime, cual fue la donación de sus órganos; aportando en dar vida a otros, reconociendo de esta forma a los suyos, su pareja, hijos; quienes fueron los motivadores de la decisión de ayudar a alguien más con la donación de sus órganos.

Los restos de Christian fueron velados en el Velatorio Toledo, desde donde  fue retirado a las 14 hrs de ayer lunes, trasladando sus restos a su última morada; el Cementerio Municipal de esta comuna.

Desde estas líneas expresamos nuestro más profundo sentimiento a Claudia y a sus hijos, en estos momentos tan difíciles. En nuestro recuerdo perdurará su siempre buen ánimo en el trabajo y su buena disposición en momentos que el Diario El Informador iniciaba su historia, desde aquí nuestro reconocimiento y agradecimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here