26.4 C
Nueva Imperial
jueves, febrero 2, 2023
InicioAraucaníaEn tiempos de pandemia Los efectos de la Covid19 sobre la salud...

En tiempos de pandemia Los efectos de la Covid19 sobre la salud mental y bienestar de niños y jóvenes podrían prolongarse durante muchos años

UNICEF Y MINSAL señalan los cuidados

Estas últimas semanas hemos hablado de distintos aspectos de nuestra salud mental, física y social, afectadas por la pandemia de coronavirus. Los niños, niñas o adolescentes, no han estado exentos de las consecuencias de ellos y son quienes necesitan protección para enfermedades transmisibles y no transmisibles poniendo el desafío de asegurar políticas públicas como vacunación, salud mental, salud física, nutrición saludable y control de salud, entre otras.

De acuerdo al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef): “Los últimos 18 meses han sido muy largos para todos, especialmente para los niños y niñas. Debido a los confinamientos nacionales y a las restricciones de movimiento relacionadas con la pandemia, los niños han perdido un tiempo valioso de sus vidas lejos de la familia, los amigos, las aulas y los lugares de recreo, que son muy importantes durante la infancia”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef.

De hecho, la pandemia se ha cobrado un alto precio. Según los primeros resultados de una encuesta internacional realizada por Unicef y Gallup entre niños y adultos de 21 países –que se adelanta en el “Estado Mundial de la Infancia 2021”– un promedio de 1 de cada 5 jóvenes de entre 15 y 24 años encuestados dijo que a menudo se siente deprimido o tiene poco interés en realizar algún tipo de actividad.

A medida que la Covid19 se acerca a su tercer año, las consecuencias para la salud mental y el bienestar de los niños y jóvenes siguen siendo enormes. Según los últimos datos disponibles de Unicef, al menos 1 de cada 7 niños se ha visto directamente afectado por los confinamientos en todo el mundo, mientras que más de 1.600 millones han sufrido alguna pérdida en su educación. La alteración de las rutinas, la educación y el ocio, así como la preocupación de las familias por los ingresos y la salud, hacen que muchos jóvenes sientan miedo, rabia y preocupación por su futuro. 

La propagación de la Covid19, producto del virus Sars-CoV-2, ha puesto nuestro país y región en una situación de emergencia con serias implicancias no sólo sanitarias, sino también políticas, económicas, sociales, y en el modo de vida de todas las personas. La suspensión de clases, las medidas de aislamiento y el estado de excepción constitucional decretado por el gobierno son parte de este escenario que puede resultar especialmente complejo para niños y niñas, quienes han debido permanecer en su hogar por un largo período de tiempo.

De acuerdo a los estudios médicos hay signos evidentes, productos del largo aislamiento, que han derivado en trastornos mentales tales como déficit de atención e hiperactividad, ansiedad, entre otros.

Recomendaciones

¿Cómo hacerle frente? Es la gran pregunta que nos rodea e interpela. Afortunadamente el Ministerio de Salud nos entrega recomendaciones, mientras la pandemia siga en nuestra presencia: cuidadores afectuosos, entornos escolares seguros, relaciones positivas con los compañeros/as; invertir en programas de crianza que promueven una atención sensible y enriquecedora y que apoyen la salud mental de los padres y cuidadores; garantizar que las escuelas apoyen la salud mental mediante servicios de calidad y relaciones positivas.

Junto con la salud mental, una gran enseñanza de esta pandemia será la importancia de una cultura higiénica, la cual implica la necesidad de integrar desde temprana edad hábitos como el lavado de manos con jabón, la ventilación de los hogares, la limpieza de superficies con productos desinfectantes, entre otros. 

Salud alimenticia

Finalmente, y a modo de corolario, si bien, la salud mental en este tiempo ha sido difícil, no es menos importante poder apoyarnos y ayudarnos, con consejos sencillos de salud alimenticia, siempre se puede.

Cocinar y comer en familia. Es importante ya que además de fortalecer los vínculos es una excelente forma de crear rutinas saludables. Evitar la comida chatarra y los refrescos ya que son altos en azúcares y grasas, y aporta muy pocos nutrientes. Fomentar el consumo de agua de la llave. En la medida de nuestros recursos y posibilidades comer verduras y frutas todos los días. Que los bebés reciban lactancia materna exclusiva en los primeros 6 meses de vida y después complementarla con alimentos nutritivos.

Y finalmente evitar que niñas, niños y adolescentes pasen mucho tiempo frente a una pantalla. Es importante que papás y mamás hagan ejercicio con ellos y otras actividades creativas que les permitan mantenerse en movimiento.

ULTIMAS NOTICIAS