El secretario de Estado encabezó la conmemoración de la tradicional fecha, para reconocer el trabajo realizado por los pequeños agricultores para mantener la cadena de abastecimiento de alimentos en medio de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. En la instancia, la autoridad recalcó la importancia de la asociatividad como el camino para que la agricultura pueda seguir creciendo.

“Como agricultura nos hemos propuesto que a Chile y a los chilenos no le pueden faltar alimentos y esto lo hemos cumplido gracias a los héroes anónimos que tenemos en el campo”, valoró el Ministro de Agricultura, Antonio Walker durante la conmemoración del Día de los campesinos y campesinas, donde se reconoció el trabajo realizado por los pequeños agricultores para mantener la cadena de abastecimiento de alimentos durante la pandemia.

La pequeña agricultura representa más del 85% de las explotaciones agropecuarias del país y 279.000 pequeños agricultores trabajan un cuarto de la superficie cultivable del país. De ellos, 170 mil familias son apoyadas por INDAP. El ministro Walker relevó el esfuerzo que realizan a diario para realizar las labores del campo para enfrentar esta pandemia y simultáneamente abastecer de alimentos a los chilenos.

“Hoy estamos conmemorando el Día del Campesino, hemos dicho que el mundo campesino es el alma, el corazón del campo chileno, cada día más apreciado. Para nosotros como Ministerio de Agricultura el estar aquí es un privilegio, porque queremos resaltar lo que hace el agricultor. Fíjese que en la pandemia que estamos viviendo, en esta tremenda crisis humanitaria que estamos enfrentando, a Chile y a los chilenos no le han faltado alimentos y esto es gracias al mundo campesino, al mundo rural que no han dejado de trabajar para que nosotros nos podamos alimentar”, señaló el titular del agro, Antonio Walker quien visitó un predio de una familia de agricultores de hortalizas en el sector la Copa de Lircay, en Colina junto al Subsecretario de la cartera, José Ignacio Pinochet y el Director Nacional de INDAP, Carlos Recondo.

Mario Silva, usuario de INDAP y dueño de un predio de 12 hectáreas heredados de su padre producen lechugas, repollo, brócoli, choclo, zanahoria y cebollín. En ese sentido, el agricultor que trabaja junto a su familia señaló que “estamos muy contentos de poder representar a los pequeños productores. También destacamos la gestión que ha realizado la municipalidad, la gestión que ha realizado INDAP, que nos representa y nos ayuda constantemente, no tan solo en materia técnica sino también en generar asociatividad y nos ayuda a ser un mejor agricultor. Cultivar el suelo el suelo es servir a la Patria y ese es mi compromiso y lo que quiero del campo”.

En ese sentido, el Subsecretario de Agricultura, José Ignacio Pinochet, afirmó “que estamos trabajando para que su trabajo rinda más, que sea menos castigador para el cuerpo, menos cansador y en esta emergencia sanitaria hemos trabajado en varios protocolos para darles tranquilidad a nuestros campesinos y puedan producir en sus predios y salir a comercializar. Hoy hemos premiado a algunos pequeños agricultores, usuarios de INDAP, que han venido hace tres años aprendiendo a comercializar sus productos y están teniendo muy buenos precios. Queremos que esto siga aumentando porque lo que necesitamos es que nuestras familias campesinas reciban precios justos por sus productos”.

Por su parte, el Director Nacional de INDAP, Carlos Recondo agregó que pese a la situación sufre el país por el COVID-19 “no podíamos dejar pasar este día para conmemorar nuevamente de una manera tal vez distinta. Por eso estamos acá, por eso que el ministro y subsecretario querían acompañarnos hoy para volver a resaltar el rol de los productores. Como ha dicho el ministro, la agricultura no ha parado gracias a los agricultores que todos los días se levantan temprano para hacer las labores del campo para que los alimentos lleguen a la mesa de todos los chilenos”.

Finalmente, el ministro Walker aprovechó la instancia para recalcar la importancia de la asociatividad para que la agricultura familiar campesina pueda continuar creciendo y, al mismo tiempo, se le retribuya su esfuerzo durante las temporadas de cosecha. “Hay mucha gente que ya sabe producir, y que nos dicen que tienen la asesoría técnica y financiamiento de INDAP, pero hoy quieren vender sus productos directamente para que el premio quede en el agricultor. Muchas veces el premio queda el intermediario y queremos que el agricultor más pequeño pueda producir, pueda procesar sus productos y pueda llegar a la capital a vender sus productos para que el premio quede en su familia y se reconozca el tremendo esfuerzo que hacen durante todo el año “.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here