Una semana de paralización cumplieron el lunes 8 de abril los funcionarios de Carahue dependientes del Servicio Local de Educación Costa Araucanía (SLE).  La medida de fuerza comenzó el 1 de abril luego que profesores y asistentes de la educación optaron por interrumpir sus actividades para exigir regularización del pago de remuneraciones y mejoras en condiciones laborales. Además, denunciaron poca transparencia en la administración de los recursos económicos del SLE y mal manejo de los canales de comunicaciones.

Otro aspecto que se incluyó a los reclamos fue el mantenimiento y mejoramiento de los establecimientos controlados por el organismo estatal. 

Protestas

La asamblea que integra a más de 600 funcionarios, entre profesores, asistentes de la educación, centros de padres y estudiantes, se reunió el miércoles 3 de abril para analizar el «protocolo de acuerdo” propuesto por el director (s) del SLE Jonathan Apeleo en una cita realizada un día antes. Sin embargo, el movimiento rechazó el documento, ya que acusaron “ambigüedades en su contenido y con la certeza que sin una inyección importante de recursos por parte del gobierno central ninguna propuesta se hará efectiva”.

Pese a que el organismo concedió una nueva oferta esa misma tarde, la asamblea decidió no aceptar las proposiciones.

Los diálogos entre la dirigencia de los trabajadores y el SLE han estado acompañados por marchas pacíficas efectuadas en las calles de la ciudad y en el frontis del recinto público.

A las conversaciones con el actual director del Servicio se han sumado reuniones con autoridades del ministerio de Educación, lo que a juicio de los dirigentes ha acelerado los avances en las negociaciones.

“El Servicio Local ha hecho un mal manejo de los recursos.  Desde el nivel nacional nos dijeron que les habían traspasados el presupuesto íntegro, pero eso no se ha reflejado, por ejemplo, en la cancelación de los sueldos”, dijo Yeimy Riffo, una de las representantes del movimiento.

La dirigente aseguró que la crisis podría haberse evitado con “un diálogo serio y sin burocracia”.  De todas maneras, reconoció la apertura a las conversaciones de parte del director (s) del SLE después del estallido del conflicto.

“El SLE tiene plazo hasta el martes 9 de abril para reliquidar los sueldos y toda la deuda que tiene con el territorio, es decir las 5 comunas en cuestión”.  La jornada- precisó-  será clave para evaluar la continuidad o cesación de la movilización.

Sin clases

En la comuna de Carahue todos los establecimientos públicos están adheridos al paro. En ese sentido Yeimy Riffo agradeció “la comprensión y apoyo que nos han brindado los apoderados y los propios estudiantes, pues han comprendido que esta situación nos afecta a todos”.

“Una vez que tengamos una respuesta concreta retomaremos nuestras actividades, pero mientras eso no ocurra, seguiremos movilizados”, añadió

A la movilización carahuina también se suma la protesta de dos establecimientos de Saavedra que en los últimos días también han emprendido medidas de fuerza para exigir respuestas a sus problemáticas.

Por su parte, el Servicio Local de Educación, a través de un comunicado público manifestó que “desde el inicio de la movilización la Dirección Ejecutiva ha entregado señales de diálogo y disposición ante cada una de las demandas presentadas por los estamentos en paro, con el ánimo de mejorar los procesos de enseñanza de los niños, niñas y niños de Costa Araucanía”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here