El lunes 20 de mayo a las 10:00 am, en el frontis de la cárcel de Temuco, organizaciones y comunidades mapuche de diferentes sectores rurales y urbanos de La Araucanía a través de una marcha autoconvocada, manifestaron su rechazo al proceso de consulta indígena que se pretende llevar a cabo a nivel nacional.

El vocero del movimiento, y consejero de la CONADI, José Millalén señaló “que uno de los objetivos es expresar su rechazo frente a la intencionalidad de fondo que motiva el futuro proceso de consulta indígena. Es decir, la posible modificación de los artículos 12, 13 y 17 de la ley indígena, artículos que desde el año 1993 aseguran el reconocimiento, protección y desarrollo de las tierras indígenas».

Según lo planteado por diversas comunidades y organizaciones mapuche, lo que está en juego es la disolución de la propiedad indígena y sus garantías que obliga al Estado a su protección y resguardo.

Los representantes de esta marcha, entre ellos Aucán Huilcamán, declararon “que el gobierno pretende realizar una consulta indígena que no es vinculante y que el trasfondo es la enajenación y adquisición de las tierras indígenas por privados y empresarios no indígenas”.

Rechazo al proceso de consulta indígena

Por otro lado, los distintos dirigentes de comunidades y organizaciones mapuche expresaron que el rechazo al proceso de consulta indígena surge ante la eventual división y loteos de al menos tres hectáreas en las comunidades indígenas, que hasta el momento son indivisibles, aún en el caso de sucesión por muerte.

El dirigente Luis Avendaño Cayuqueo de la comunidad mapuche Malalkawe, de la comuna de Nueva Imperial señala que: “lo que viene es un proceso de consulta indígena que está implementando el gobierno para modificar la ley indígena en sus artículos 12 y 13, los cuales tienen relación con la protección de las tierras indígenas. El gobierno plantea liberar la prohibiciones que no se puedan vender a chilenos, también se pretende subdividir, embargar y lotear. Establecer el arriendo a más de 25 años para arrendar a empresas frutícolas y forestales.

La marcha se desarrolló sin incidentes y fue autorizada por la Gobernación de Cautín y contó con una amplia convocatoria de más de 250 personas de diferentes comunidades y organizaciones mapuche de La Araucanía.

Por Victor Nain

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here