7.4 C
Nueva Imperial
domingo, septiembre 25, 2022
InicioAgriculturaHuerteras Reciben Semillas Ancestrales para Contribuir a La Soberanía y Seguridad Alimentaria

Huerteras Reciben Semillas Ancestrales para Contribuir a La Soberanía y Seguridad Alimentaria

Las une la historia  y  el legado patrimonial alimentario que heredaron de sus antepasados,  que  buscan rescatar y revalorizar utilizando prácticas de producción ancestral  para continuar  traspasando  a las nuevas generaciones,  respetando las formas de producir de forma natural y sostenible.  

Es el trabajo que vienen desarrollando huerteras cuidadoras de semillas de las comunas de Lonquimay, Melipeuco y Curarrehue, que participan en la red de Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Nacional (SIPAN),  programa impulsado por el Ministerio de Agricultura a través de INDAP junto a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO),  en alianza con los  tres municipios del territorio cordillerano en  La Araucanía. 

Ante el creciente interés por producir  y adquirir alimentos tradicionales con un alto valor identitario, diez huerteras de la comuna de Curarrehue intercambiaron semillas ancestrales, como una forma de contribuir a la soberanía y seguridad alimentaria de nuestro país.  La actividad se desarrolló  en el predio de la huertera, Juanita Faúndez, con la participación del director regional (s) de INDAP, Álvaro Morales, junto a agricultoras y representantes de las  entidades que impulsan este proyecto liderado por  mujeres mapuche pehuenche  que se organizaron para continuar con este legado de patrimonio alimentario, desde una mirada de desarrollo basada en sistemas de producción sostenible  y  más resilientes. 

«Participamos  en la entrega de  16 variedades de semillas tradicionales a agricultoras  del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) de INDAP, quienes para la próxima cosecha replicarán  este intercambio con otras huerteras de la comuna. Con estas acciones estamos aportando a la  seguridad alimentaria, y compartiendo la sabiduría de las semillas antiguas que se han ido perdiendo, pero que se están recuperando para  mantener la biodiversidad y resguardar el patrimonio de nuestros pueblos originarios” señaló, Álvaro Morales Marileo.   

Para la cuidadora de semillas, Juanita Faúndez “estas prácticas  no son un negocio, es compartir y poner en valor la importancia de este patrimonio que son la base de nuestra alimentación. Rescatar estas semillas que dejaron nuestros antepasados  es muy importante  porque es parte de nuestra historia  que nos dejaron,  para continuar sembrándolas en otros lugares ” enfatizó.  

Bajo este paradigma,  INDAP  está desarrollando un trabajo orientado a incorporar una mirada agroecológica en sus programas y acciones formativas, identificando en las producciones multirubro las prácticas culturales con que se desarrollan.  “La agroecología es un pilar fundamental para lograr la soberanía y seguridad alimentaria, y este  es un ejemplo de prácticas que relevan eso,  que  como Ministerio  estamos generando espacios  locales  para recoger estas iniciativas lideradas por mujeres que son un tremendo aporte  para poder replicar”, destacó  el  asesor en agroecología de INDAP, Patricio Camoglino. 

La coordinadora de la  Red SIPAN  zona sur, Evelyn Osorio, agregó  que «este modelo de rescate, conservación e intercambios de semillas es replicable en otros territorios, ya que se hace cargo de una demanda  y que profundiza el trabajo cooperativo entre las y los  campesinos, que  promueve el desarrollo de la transición agroecológica a escala predial y local en la región». 

Estas iniciativas buscan instalarse como un eslabón estratégico para la conservación y resguardo de las culturas alimentarias con un enfoque territorial, que contribuyan a la reactivación económica local  a través de la  producción de alimentos con  valor agregado, sostenible  y responsable con el medio ambiente.  

Most Popular