Los lugareños argumentan que los mineros de la zona han trabajado desde el siglo pasado en forma artesanal, respetando así su medio ambiente.

El concejal publicó en sus redes sociales lo siguiente “apoyaremos (como municipalidad y concejo)a todos los vecinos afectados hasta que está faena minera se cierre, porque también entendemos que va en beneficio de nuestra hermosa comuna”.

El concejal Valack manifestó su preocupación por la turbiedad del agua señalando: “esto es preocupante, ya que todo lo que sale del río Colico entúrbiese el agua de los campings, además tenemos sectores de APR (Agua Potable Rural) que se están construyendo aguas abajo en el Colico, afecta directamente a todas las comunidades cercanas”.

Los lugareños también se muestran muy preocupados e indignados con la situación, ya que han tenido que ver como el paisaje con el que crecieron, se ha ido modificando gracias a los intereses económicos que hay tras le empresa minera Contractual, la que ha modificado el cauce del río Colico y que ha causado estragos en el entorno natural, que además afecta los emprendimientos turísticos locales, ya que los distintos camping y balnearios se han visto afectados por la turbiedad de las aguas.

A los vecinos no les molesta la minería, ya que por años ha sido una fuente de ingresos para muchos de ellos o sus familiares, que la han practicado este oficio de manera artesanal, lo que les molesta es la depredación del recurso y el poco cuidado con la naturaleza y la biodiversidad.

Otro problema que manifiestan los residentes es que el dueño de la empresa ha puesto portones y cadenas y que ha cerrado el paso, incluso en predios que no son de su propiedad. Dejándolos fuera de su propiedad, en algunos casos han sido dueños por muchas generaciones. Por esta razón es que los vecinos exigen una pronta solución y que las autoridades competentes respondan sus inquietudes lo más pronto posible, ya que no quieren que su entorno siga deteriorándose.